Archive for the arboles Category

Pinus halepensis

Posted in arboles on 10 septiembre, 2014 by Yo por la naturaleza

 

 

- Nombre científico o latino: Pinus halepensis Mill.

- Nombre común o vulgar: Pino carrasco, Pino de Alepo, Pino Alepensi, Pino blanquillo, Pino borde, Pino carrasqueño.

- Familia: Pinaceae.

- Origen: Región mediterránea.

- Distribución: se le puede encontrar en todas las partes limítrofes del mar Mediterráneo de África, Asia y Europa. Forestal y ornamental.

- Tamaño: De 15 a 20 m de altura y de 5 a 7 m de diámetro.

- Al hacerse adulto queda desguarnecido en su base y su copa forma una ancha sombrilla de aspecto ligero.

- De forma ovalada o piramidal desde la base que se abre y se vuelve más irregular con la edad.

- Ramas verticiladas al principio aunque en seguida comienzan a aparecer de manera más anárquica sobre el fuste.

- Corteza: Tanto en el fuste joven como en las ramas tiene coloración grisácea o plateada que se torna más oscura, pardo rojiza y con teselas alargadas con la edad.

- Yemas y hojas: Yemas apuntadas con base cilíndrica, sin resina y recubiertas de escamas pardas.

- Hojas: Perennes, agujas finas de 6 a 15 cm de largo, agrupadas de dos en dos, a veces de tres en tres, color verde claro, lisas.

- Flor: Floración a mediados de primavera; sin interés ornamental.

- Flores: Especie monoica.

- Masculinas de forma oval, unos 5-8 mm de largo, amarillas y agrupadas en espigas de 5-8 cm.

- Femeninas en conos verdes rosáceos a violáceos que aparecen solitarios, opuestos o verticilados, de forma erecta y largamente pedunculados.

- Frutos: Conos o piñas ovoides, simétricos, de 8 a 12 cm de largo, de pedúnculo corto, color marrón claro amarillento, fructificación en otoño cada dos años. Nacen sobre pedúnculos cortos que se curvan hacia abajo permaneciendo en el árbol vario años.

- Piñones oscuros de unos 5-7 mm con ala de unos 20 mm y membranosa.

- Crecimiento: Rápido.

- Su madera es resinosa, de baja calidad mecánica, y se usa para la obtención de brea fabricación de muebles y combustibles.

- La madera no es muy apreciada y se utiliza en la construccion de traviesas de ferrocarril o en muebles.

- De su resina se obtiene el aceite de trementina y con la corteza se curten las pieles.

- En Grecia fabrican un vino llamado retsina.

- Su papel ornamental es importante en jardines de zonas áridas donde otras especies fracasan.

- Usos: En grupos, filtros visuales y acústicos, como ejemplar aislado, etc.

- Por la misma razón, se utiliza como elemento protector contra la erosión en zonas áridas del litoral.

- Sirve como portainjerto de Pinus pinea (Pino piñonero).

- Soporta la sequía mejor que ningún otro pino.

- Resistencias: Soporta la contaminación, el viento, las heladas, la sequía, la cal, pero no la sal.

- Crece rápidamente en todos los terrenos, incluso en los más inóspitos.

- No tolera los fríos intensos.

- Gran sensibilidad a la Procesionaria del Pino, la cual se puede combatir con Bacillus thuringiensis.

- Insectos: se ve afectado con mayor o menor frecuencia por Dendrolymus pini, Ips acuminatus, Blastofagus piniperda o Thaumetopoea pityocampa (procesionaria del pino).

- Ha sido atacado por varios hongos entre los que cabe destacar Cenangium ferruginosum, Peridermium pini, Diplodia acicola, Diplodia pinea, Fomes pini, Fomes pinicola o Lophodermium pinastri.

- Normalmente se propagan por semilla, en primavera u otoño.

- Las estacas de Pinus son difíciles de enraizar.

- Semillas por gramo: 50, Porcentaje de germinación: 90.

- Si se usan semillas que han sido almacedadas por cualquier lapso, es aconsejable someterlas antes de su siembra a un periodo de estraatificación fría, de 1 a 3 meses a temp de 0 a 4ºC.

- Las semillas de pino pueden conservarse por mucho tiempo sin que pierdan viabilidad en recipientes sellados y almacenados a temp entre -15ºC y 0ºC. No se deben dejar secar.

Pino carrasco, Pino de Alepo, Pino Alepensi, Pino blanquillo, Pino borde, Pino carrasqueño.
Pinus halepensis Mill.

 

Fuente: http://fichas.infojardin.com/arboles/pinus-halepensis-pino-carrasco-pino-de-alepo.htm

 

 

 

El curioso bosque de árboles torcidos de Gryfino en Polonia

Posted in arboles on 30 enero, 2008 by Yo por la naturaleza

Este bosque polaco fue plantado alrededor del año 1930 y según los expertos, los pinos debieron crecer durante 7 ó 10 años y después ser torcidos a propósito por la mano humana.
Aún así, esta hipótesis no está confirmada y el bosque sigue siendo todo un misterio para los habitantes del lugar que guardan decenas de historias al respecto.
Existen varios mitos y poca información fidedigna, pero la versión más repetida es que fueron plantados en la década del ´30 con intervención humana y con el fin de ser convertidos en muebles. Se dice incluso que fueron los carpinteros del servicio secreto alemán los que curvaron los árboles con dispositivos mecánicos.
Sin embargo, los pobladores locales señalan que los troncos no son adecuados para fabricar muebles y que se debe a un extraño patrón natural. Siempre será una incógnita lo que realmente sucedió allí.

Este bosque ubicado en Gryfino al oeste de Polonia, se compone de unos 400 pinos con una curiosa curva de 90 grados orientados hacia el norte en las bases de sus troncos.

Maravillas que nos ofrece la naturaleza. El conocido como bosque de los árboles torcidos o Crooked Forest se encuentra en la ciudad polaca de Gryfino.
El origen del bosque de pinos oblicuos en Gryfino, es un misterio, ¿era su destino ser muebles para el servicio secreto alemán o son parte de una secreta danza curvilínea de la naturaleza?
Como si quisieran mostrar una inclinación estilística,  400 pinos en un rincón del oeste de Polonia crecen con una curvatura de 90 grados en su base, dándole un toque femenino y agraciado a la generalmente excrecencia filiforme de los coníferos.

Más información: discovery

bonsái

Posted in arboles on 29 enero, 2008 by Yo por la naturaleza

¿Son los bonsais árboles enanos por naturaleza? No. Los bonsais son los mismos árboles que encontramos en la naturaleza que mantenemos con un tamaño y forma determinados gracias a la poda, el pinzado y el alambrado. Los que se inician en el mundo de los bonsais suelen preocuparse mucho por la edad del árbol, considerando que cuanto más longevo sea mayor será su valor.

Los auténticos interesados en este mundillo saben que no es en su fecha de nacimiento donde radica su valor, sino en su diseño y cuidados. La edad verdadera de un bonsai la descubriremos si cortamos el tronco, permitiéndonos ver los anillos que se han formado año tras año, siendo los anillos exteriores los más recientes.

En principio, cualquier variedad de árbol es susceptible de ser convertida en bonsai, siendo, por ejemplo, los árboles de hoja caduca los más apreciados de los entendidos, ya que desde la floración hasta la caída de la hoja nos muestran el paso de cada estación. Más información en Ibonsai

 

Historia del bonsai

Sobre los orígenes de este arte, hay quienes creen que proceden de China, mientras que otros aseguran que nació en Japón. Ya durante el período Kamakura se hace alusión a los bonsais en un texto referido a una pintura del siglo VIII.

Se cree que el arte de los bonsais fue cultivado en un primer momento por gente perteneciente a la clase alta, aristócratas que buscaban especímenes curiosos de la naturaleza, árboles que sin la intervención humana poseían proporciones curiosamente pequeñas. Estas especies eran las que nacen sobre la roca o que debido a la falta de agua ha producido que sus dimensiones sean mucho menores que árboles de su misma especie situados en zonas con unas condiciones medioambientales óptimas. Estos ejemplares causaron sensación entre la aristocracia japonesa, que exhibían en sus salones los ejemplares más curiosos o vistosos.

Durante el siglo XVII (período Edo) los aristócratas perdieron interés por los bonsais, aunque finalizado este período, este arte se revalorizó entre las altas esferas. A partir de entonces los bonsais fueron tema principal de relatos, poesías y pinturas.

Fue durante las exposiciones universales de París y Londres cuando este arte fue "exportado", siendo la segunda mitad del siglo XX cuando el arte de los bonsais comenzó a expandirse más allá de la frontera japonesa. En ambas exposiciones, los visitantes mostraban una actitud temerosa antes estos pequeños árboles, creyendo que eran obra de sortilegios y brujerías.

El término bonsai procede de los vocablos japoneses bon (bandeja) y sai (planta) y significa, literalmente, ‘planta en una bandeja’ , es por ello que se cree que su origen está verdaderamente en Japón (el término chino es Pen-Jing, y puede ser también que se adjudique a Japón porque sea el término "bonsai" el que ha prevalecido). Lo que es cierto es que durante casi 800 años han sido los japoneses los que han cultivado este arte, creado escuelas y sentado las bases para los tratados sobre estos árboles en miniatura.

Creación de un bonsai

En primer lugar es necesario buscar un lugar donde tendremos nuestro bonsai y donde reciba una cantidad suficiente de luz y agua. No hay que olvidar que los bonsais son árboles, que están en la naturaleza, y que por lo tanto deben permanecer en el exterior. Es debido a ésto que muchas veces los bonsais mueren al considerarlos "plantas de ornamentación" para el interior de una vivienda.

En cuanto a los lugares de germinación, podremos realizarlo en una maceta pequeña o en un recipiente de plástico duro, teniendo siempre en cuenta que es necesario un buen drenaje para que las raíces no se encharquen y abonarlo 2 veces al año. Si las semillas que vamos a utilizar son muy duras quizá sea necesario ayudar al proceso germinativo haciendo una pequeña ranura en la semilla con un cuchillo. Esto facilita la salida de la radícula.

Cuando la planta alcanza una altura de unos 8 cm hay que realizar el primer trasplante de maceta, limpiando las raíces con un pincel o brocha pequeña para eliminar los restos de tierra. Las raíces se podan teniendo cuidado de hacer cortes limpios, lo que producirá que el árbol detenga su crecimiento normal y vaya formando un bonsai. Se coloca en un recipiente mayor que posea un buen drenaje: normalmente los recipientes para bonsais poseen dos orificios, y se puede poner sobre ellos un trozo de red tupida para evitar que caiga la tierra. Como la planta seguirá creciendo, deberás ir podando con el tiempo el tallo principal, y las ramas laterales. Si quieres que tu "árbol" adopte una forma determinada debes orientar las ramas con alambre.

 

árboles raros y curiosos I

Posted in arboles on 27 enero, 2008 by Yo por la naturaleza

 

árboles raros y curiosos II próximamente

Posted in arboles on 27 enero, 2008 by Yo por la naturaleza

cuando la naturaleza dibuja, no tiene comparación

Posted in arboles on 26 enero, 2008 by Yo por la naturaleza

 

 

 

Fuente: taringa

CO2 en la atmósfera, se reducen los bosques acumuladores de carbono por la sequía.

Posted in arboles on 25 enero, 2008 by Yo por la naturaleza

El CO2, dióxido de carbono, en la atmósfera es el eje de la lucha contra el cambio climático, el calentamiento global y el efecto invernadero, y las medidas que se estudian para reducir su presencia se enfocan en la reducción de emisiones del mismo, principalmente eliminando las plantas generadoras a base de combustibles fósiles y de carbón.
Pero, mientras se discuten estas medidas y se definen porcentajes de reducción, los bosques, sumideros naturales de Carbono, rescatando el CO2 de la atmósfera e integrándolo a su estructura biológica, están siendo atacados por la sequía y no solamente reducen la superficie de los mismos, sino que al morir el árbol, el carbono que lo integra vuelve a la atmósfera.
El profesor Oliver Phillips, de la Universidad de Leeds y autor principal de una investigación que llevó 30 años de estudio, publicado hoy en Science, proporcionan la primera evidencia sólida de que la sequía provoca la pérdida masiva de carbono en los bosques tropicales, principalmente a través de la muerte de los árboles.
«Si los sumideros de carbono de la Tierra se ralentizan o van a la inversa, ya que nuestros resultados muestran que es posible, los niveles de dióxido de carbono aumentarán aún más rápido. Mayores reducciones de las emisiones serán necesario para estabilizar nuestro clima. “ dijo el profesor Oliver Philips.
La sequía de 2005 invertió bruscamente decenios de absorción de carbono, en los que la Amazonia ayudaron a frenar el cambio climático.
En años normales el bosque absorbe casi 2 millones de toneladas de CO2,dióxido de carbono. La sequía provocó una pérdida de más de 3 millones de toneladas. El impacto total de la sequía – 5 millones de toneladas adicionales de dióxido de carbono en la atmósfera – supera las emisiones anuales de Europa y Japón juntos.
“Visualmente, la mayoría de los bosques parece poco afectado, pero nuestros registros demuestran una aceleración de las tasas de mortalidad de árboles. Debido a que la región es tan grande, incluso pequeños efectos ecológicos puede incrementar en gran impacto en el ciclo del carbono del planeta », explicó el profesor Phillips

A %d blogueros les gusta esto: