Crisis de coral: Sin arrecifes, no hay peces ni ingresos

Con sus extremidades amputadas, algunos hombres jóvenes de los pueblos costeros de las islas al este de Indonesia parecen más víctimas de una guerra que pescadores. Estos jóvenes, muchos de ellos apenas adolescentes, son los que tardaron en soltar las bombas caseras que arrojan al mar algunos lugareños para pescar.

La pesca con explosivos — que consiste en lanzar bombas al mar para hacer explotar literalmente a los peces y recogerlos cuando salen a flote — es una práctica popular que se ha llevado a cabo durante muchos años en esta región, gracias a la cual los pescadores capturan más peces en menos tiempo, ya que a pesar de la explosión, muchos quedan intactos para llevarlos al mercado.

La pesca es una fuente vital de ingresos para los habitantes pobres de la región.

Por lo general, hacen las bombas con botellas o cáscaras de coco rellenas de fertilizante, a las que le agregan una mecha. Al explotar, crean grandes cráteres en el fondo del mar y destruyen los arrecifes de coral.

Como los peces se reproducen en los arrecifes, a la larga, la destrucción de los arrecifes se traducirá en menos especies marinas.

Pawan Patil, economista superior del Banco Mundial, está a cargo del proyecto de rehabilitación de arrecifes más grande del mundo — el Programa de rehabilitación y gestión de arrecifes de coral – Fase II.

“Millones de pobres se dedican a la pesca. Este proyecto es muy importante porque las comunidades pobres dependen totalmente de la pesca a pequeña escala para su sustento”, comenta Patil.

Concienciar a las comunidades

El principal objetivo del proyecto es concienciar a la gente sobre las consecuencias de la pesca con explosivos y de otras prácticas ambientalmente insostenibles.

“Mucha gente no se da cuenta del vínculo que existe entre los arrecifes y la pesquería. No entiende que los arrecifes son lugares de desove de los peces”, explica Patil. “Nosotros les decimos a las comunidades que si se destruyen los arrecifes, no habrá más peces”.

Al principio, el programa estaba dirigido a los estudiantes de la escuela primaria y secundaria, a los cuales se les proporcionaron libros con hermosas ilustraciones en colores donde se describía la importante relación que existe entre los arrecifes coralinos y la producción pesquera.

“Creemos que la gente joven es muy importante”. Los jóvenes transmiten las lecciones aprendidas en la escuela a sus padres y representan a la próxima generación de pescadores.

La próxima fase del proyecto busca concienciar más a la comunidad a través de campañas en televisión, radio y periódicos, así como un vasto programa educativo a nivel de la comunidad. La estrategia consiste en distribuir televisores y reproductores de DVD entre las comunidades para que todos puedan ver los programas educativos en los que se explica el vínculo entre la pesquería y los arrecifes.

Las comunidades locales participan en la toma de decisiones fundamentales y se las incentiva para que se sientan responsables de la pesquería.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: