Los desastres naturales

Los desastres naturales pueden tener un efecto devastador en la vida de la gente, en la economía y en la infraestructura.

El tsunami que se produjo en el Océano Índico en diciembre de 2004 y el terremoto de Pakistán en octubre de 2005 causaron grandes estragos, dejando un saldo de cientos de miles de muertos y millones de sobrevivientes sin hogar. En agosto de 2005, Katrina se convirtió en uno de los huracanes más mortales y costosos en la historia de los Estados Unidos.

Más recientemente, el terremoto que devastó Haití en enero del 2010 y las inundaciones de agosto del mismo año en Pakistán que desplazaron a millones de personas de sus viviendas nos hacen pensar que en vista de esta reciente serie de desastres, se necesita cambiar la forma en la que pensamos sobre esos fenómenos naturales y en las acciones que se pueden tomar para hacerles frente a esas amenazas.

Se podría evitar o reducir el daño que ocasionan los desastres naturales si se invirtiera más en la prevención y preparación. Aunque esto parece obvio, recién en los últimos años, los donantes y los responsables de adoptar decisiones han comenzado a hacer hincapié en la prevención de desastres, además de la recuperación posterior al desastre. La adopción de este enfoque exigirá un cambio completo de actitud con respecto a los desastres, lo cual podría llevar años. ¿Por qué?

Gestión proactiva de riesgos: Preparación para futuros desastres

Muchos países pobres piensan que la gestión en caso de desastres es un lujo que pueden darse únicamente los países ricos. Es difícil lograr que la gente comprenda la importancia de la gestión en caso de desastres y riesgos dentro del país:

La gente cree que los gobiernos son responsables de la recuperación posterior a un desastre.

Muchos consideran que los desastres son la voluntad de Dios y no creen que se puedan realizar preparativos por adelantado para atenuar su impacto.

Los políticos y las personas responsables de adoptar decisiones tienen que atender necesidades más apremiantes y probablemente sea difícil lograr que se concentren en la gestión en caso de desastres. Por otra parte, es probable que no estén en sus cargos cuando suceda el desastre. Además, dado que la comunidad internacional siempre ayuda en la recuperación, los responsables de tomar decisiones tienen poca presión económica y pocos incentivos políticos para dedicarse a la prevención de desastres.

Turquía: Pionera en gestión de desastres

En agosto de 1999, un violento terremoto sacudió la región de Marmara en Turquía y causó más de 15.000 muertos, dejando a varios cientos de miles sin hogar y causando grandes daños materiales en la principal región industrial del país.

El Banco Mundial, en cooperación con la Unión Europea, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), los donantes bilaterales y el gobierno turco, elaboró rápidamente un programa global para guiar el proceso de reconstrucción.

Los fondos del Banco se repartieron entre la reconstrucción y la introducción de intervenciones para minimizar las consecuencias económicas y sociales de los desastres.

Este esfuerzo de reconstrucción ayudó a establecer una nueva norma para la gestión de riesgos naturales. El programa de reconstrucción financió viviendas e infraestructura para las víctimas y sus comunidades. El componente de intervención del proyecto giró en torno a:

  • Introducción de un moderno sistema de seguros en caso de desastres (Consorcio de Seguros contra Riesgos Catastróficos de Turquía)
  • Creación de una nueva entidad de gestión de emergencias (Organismo de Gestión de Emergencias de Turquía)

Esta labor ha aumentado el interés por los proyectos de gestión de riesgos de amenazas en otros países de Europa Oriental, Asia, América Latina y el Caribe.

La prevención es mejor que la reconstrucción

La administración de desastres naturales ocupa una suma importante de los préstamos que otorga el Banco Mundial. De 1984 al 2009, el Banco Mundial gastó US$ 52 mil millones en proyectos relacionados con desastres.Este enfoque proactivo de la gestión de desastres naturales busca:

  • Incorporar la gestión de desastres en todos los proyectos del Banco Mundial a fin de asegurar que los futuros esfuerzos de desarrollo ayuden a prevenir catástrofes.
  • Alentar a los gobiernos para que reduzcan el riesgo de desastres.

Cuando el planeta se enfurece. La prevención de desastres naturales

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: