El Gran Pantanal

El Gran Pantanal, el humedal más grande del mundo, amenazado con desaparecer.

El humedal más grande del planeta, el Gran Pantanal, que los conquistadores españoles llamaron Laguna de Jarayes, está en peligro. La deforestación causada por la ganadería, la agricultura y la tala de árboles está amenazando la mayor concentración de fauna de todas las América’s y la vegetación local.
Más de 3.500 especies vegetales conocidas, entre ellas la mayor diversidad de flora acuática concentrada en lugar alguno del planeta, crecen en el pantanal. La diversidad ornitológica es también importante, con unas 650 especies de aves tropicales, muchas de ellas endémicas. Entre los grandes animales que habitan la región se cuentan el yaguareté (Panthera onca), el carpincho (Hydrochoerus hydrochaeris) y el tapir del llano (Tapirus terrestris).
El área también es una etapa importante en las rutas de las aves migrantes de otras partes del mundo, y este aumenta el número de las especies que el área protege. El resultado es una de las más diversas comunidades de aves en el planeta. Aunque sea especie en peligro de extinción, todavía se puede ver aquí el guacamayo hyacinthine (Anodorhynchus hyacinthinus), que es un miembro grande de la familia parrota. Además, se puede ver muchas de las otras noventa y cinco especies de mamíferos de la zona.
Es tal la diversidad de fauna y flora existente, que los científicos les han dado el nombre de Arca de Noé por estas características y la ONU ha declarado de Patrimonio Universal una zona de Gran Pantanal por su exhuberante flora y fauna , única en el mundo.
Según las organizaciones ecológicas hay varias causas que están amenzando al Gran Pantanal entre las que se destacan la deforestación en las zonas linderas, lo que provoca que los pequeños ríos y arroyos que desembocan en el gran río Paraguay se vean afectados en su caudal y disminuyan su alimentación al proveedor de agua del Gran Pantanal.
También la ganadería contribuye al deterioro de la zona siendo el ganado vacuno el más destructivo.
La agricultura intensiva, y la utilización de fertilizantes e insecticidas envía sus residuos tóxicos al Gran Pantanal y ataca su fauna y flora, al ingresar al circuito de agua vía por la cual los animales toman contacto con los mismos.
La quema de 2.500 toneladas de árboles por día para la obtención de carbón, es un enemigo del mayor ecosistema del planeta, que según los científicos de continuar con esta situación se podría provocar la extinción de la vegetación del lugar en 45 años.
Realmente una situación preocupante para la América del Sur, considerando además que en el Gran Pantanal se encuentran las mayores fuentes de agua dulce del Planeta.

Declaración de Mónaco, aumento de CO2 en la atmósfera produce acidificación en los océanos.

oceanos

Otra nueva consecuencia medio ambiental del aumento del CO2 en la atmósfera, se acaba de denunciar por un numeroso grupo de 150 científicos de 26 países, que en la Declaración de Mónaco solicitan a los gobiernos de los países del mundo una voluntad política urgente para reducir radicalmente las emisiones de CO2, causantes de la acidificación de los océanos informó hoy la UNESCO.
Los océanos son grandes retenedores de CO2, y vienen acumulando el mismo desde la propia revolución industrial, pero este beneficioso proceso no ha sido suficiente para contener el aumento de este gas en la atmósfera.
Ahora se teme que el CO2 pueda hacer descender su pH, ligeramente alcalino(8,2), atacando todo el ecosistema oceánico.
La Declaración de Mónaco está basada en el informe que emitió el Segundo Simposio Internacional sobre la Acidificación de los Océanos, celebrado el año pasado, en el cual participaron 250 científicos procedentes de 32 países.
Orr, quien presidió el evento, señaló la necesidad de alertar a los responsables de la adopción de políticas al respecto para que tengan en cuenta esta anomalía.
“Nuestros océanos están enfermos, no sabemos hasta qué punto lo están, pero sí poseemos suficientes datos que muestran cómo la química de las aguas se está modificando y afectará a diversos organismos marinos“, dijo en esa ocasión.
Se teme que al bajar el pH de los océanos, muchas especies de peces peligren su supervivencia al modificarse su hábitat, o que también para poder sobrevivir tengan que emigrar y rompan el ecosistema dejando sin alimentación otras especias.
Sin querer generar una alarma en la sociedad, pero con mucha firmeza, el Proyecto Europeo sobre Acidificación de los Océanos (EPOCA), alertó además del ataque a las especies de peces, sobre las consecuencias socio-económicas negativas, al verse afectada una enorme cantidad de mano de obra que se dedica a la pesca y manufactura de especies oceánicas.
Sin duda otra consecuencia grave de la acumulación en exceso de CO2 en la atmósfera, además del ya constatado problema del cambio climático y calentamiento global.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: