Concienciación medioambiental

Antes de la revolución industrial

Durante muchos miles de años el hombre fue cazador y recolector y su impacto sobre la
naturaleza fue pequeño. Con el comienzo de la agricultura hace unos 10 000 años
comenzó la tala de bosques, no sólo para obtener tierras de cultivo, sino también como
combustible y para la construcción de poblados. Así se multiplicó la acción del hombre
sobre el ambiente y grandes extensiones -prácticamente todo el continente en el caso de
Europa- han perdido su cobertura de bosques original.
Ya Platón, en el siglo V antes de Cristo, escribía:
"Lo que ahora queda, comparado con lo que existió entonces, es como el esqueleto de
un hombre enfermo. De toda la tierra gorda y suave, tras ser devastada, queda solo el
desnudo esqueleto… Hay algunas montañas que ahora no tienen más que comida para
las abejas, pero no hace mucho tiempo estuvieron llenas de árboles …"
A lo largo de la Edad Media y Moderna hay noticias sueltas que indican problemas de
contaminación . La creciente demanda de madera para la construcción de barcos y para
la fabricación de carbón vegetal extendió la deforestación en España y otros países de
Europa y ya en el siglo XVII se empezaron políticas de reforestación y conservación de
los bosques, aunque muy limitadas y sin repercusión práctica real.
Los cazaderos de reyes y nobles y los lugares de recreo han sido lugares especialmente
protegidos a lo largo de los siglos y se han conservado de forma excepcional. Así, en
España, los llamados Reales Sitios, como el Monte del Pardo, en las proximidades de
Madrid, o los Montes de Valsaín en Segovia, son un buen ejemplo de espacios naturales
preservados de esta manera.

La revolución industrial y el siglo XIX. El conservacionismo.

El siglo XIX marca un cambio radical en la explotación de los recursos naturales. La
invención de la máquina de vapor, de la electricidad y de diversas industrias químicas
revolucionan la vida de los países más adelantados. La explotación de carbón se
multiplicó por 46 veces y a mediados de siglo se comenzó el uso del petróleo.
En la segunda mitad del siglo se formaron varias sociedades, sobre todo en los países
anglosajones, cuya finalidad era la protección de edificios históricos, espacios naturales
de especial belleza, etc. Son las llamadas "sociedades conservacionistas". En 1864, se
creó, en Estados Unidos, el primer parque nacional del mundo, el de Yosemite y en
1872 el de Yellowstone
A finales de siglo se aprobaron varias leyes de control de humos y de emisiones de las
fábricas químicas de lejías en Inglaterra y otros países industrializados. También se
promulgaron otras que prohibían la creciente contaminación de fuentes y ríos. Eran
legislaciones muy primitivas ya que no especificaban las cantidades de contaminantes
prohibidos, pero señalan el comienzo de una sensibilidad creciente ante estos temas.
En España, las masas forestales reciben un tratamiento especial a lo largo del siglo
XIX, creándose el Catálogo de Montes de Utilidad Pública, que ha tenido gran
repercusión en la conservación de algunos bosques.

Primera mitad del siglo XX

Las sociedades conservacionistas siguieron siendo muy activas. En España se aprobó en
1916 la Ley de Parques Nacionales y se crearon en 1918 los dos primeros: los de
Ordesa, en el Pirineo de Huesca, y el de Covadonga, en Asturias.
Primeros Parques Nacionales de España
El 7 de diciembre de 1916 se aprueba -por iniciativa de Pedro Pidal y Bernardo de
Quirós, Senador y Marqués de Villaviciosa de Asturias-, la Ley de Parques Nacionales.
En su preámbulo se dice: "No bastan, en efecto, los paseos a parques urbanos que todas
las ciudades han procurado tener como lugares de esparcimiento e higiénico ejercicio,
sino que se requiere además que haya Parques Nacionales, esto es, grandes extensiones
de terreno dedicadas a la higienización y solaz de la raza, en que puedan tonificarse,
física y moralmente, los cansados y consumidos por la improba tarea y por respirar de
continuo el aire viciado de las poblaciones".
La ecología se desarrolla en estos decenios, adquiriendo categoría de ciencia. Es la
época en la que se comienza a estudiar la naturaleza con una visión conjunta, y se
desarrolla el concepto de ecosistema.
En Norteamérica las nuevas prácticas agrícolas, junto a unas duras condiciones
climatológicas, provocaron una espectacular erosión en las grandes llanuras con la
formación de grandes tormentas de polvo que obligaron a abandonar muchas fincas por
la pérdida de suelo que se produjo. Estos desastres naturales impulsaron la
concienciación de muchas personas que se dieron cuenta de las importantes
repercusiones negativas que podían tener las prácticas humanas de explotación de la
tierra y los recursos naturales.

Segunda mitad del siglo XX

Al terminar la Segunda Guerra Mundial se dio un fuerte impulso a la creación de
Parques Naturales en todo el mundo.
En la década de los sesenta y setenta el movimiento ambientalista empezó a despertar,
para adquirir especial fuerza en los ochenta. En estos años se formaron grupos de
notable influencia política – los "verdes"- y los grupos ecologistas tuvieron un aumento
espectacular en el número de socios y en los ingresos económicos.
En estos años se han multiplicado la legislación, el empleo de lo verde como
calificativo del consumo, de la publicidad, de la industria, etc., los informes, las
declaraciones y los acuerdos medioambientales. Miles de leyes y de páginas escritas
sobre estos temas indican la importancia que ha adquirido. En los planes de estudio de
los distintos niveles de enseñanza se van incluyendo también, aceleradamente, temas
ambientales y la educación se ve como una de las herramientas fundamentales para
aumentar la concienciación en este campo.

Raíces filosóficas del problema

El problema: relación del hombre con la naturaleza
La crisis ambiental no es un simple problema técnico. Sus raíces son filosóficas e
ideológicas. La idea que tenemos de lo que es el hombre y de la naturaleza y de la
relación entre los dos tiene una importancia decisiva a la hora de entender el deterioro
ambiental y de buscarle soluciones, por tanto….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: