ROMERO

La flor del… Romero.

Conocido por los romanos como Rosmarinus, – rocío marino- por criarse cerca de la costa. Hay autores que lo derivan del griego rhops: arbusto y myrinos: aromático, aludiendo a su aroma.

El romero es por tanto, un arbusto aromático y de hoja perenne. Los tallos son leñosos, ramificados, las hojas estrechas y agudas. Las flores forman grupos y pueden ser blancas, lilas, azules e incluso rosadas, ligeramente moteadas, con cáliz bilabiado y dos medios estambres.

Con el aceite esencial se prepara alcohol de romero. La obtención del aceite esencial se consigue por destilación de las flores, también pueden emplearse las hojas y tallos pero el resultado es de inferior calidad. Es casi incoloro tendiendo al amarillo verdoso. Huele como las hojas al ser aplastadas, a alcanfor, incienso y miel. Sus componentes principales son: borneol, camfeno, alcanfor, cineol, lineol, pineno, resinas y saponina.

Con un 10% de aceite esencial diluido en 1 litro de alcohol de 95º se consigue el alcohol de romero que puede ser utilizado en fricciones para prevenir las úlceras de los enfermos que deben pasar tiempo en cama. También es útil para tratar dolores reumáticos, lumbalgias, elimina las agujetas de los deportistas, para combatir la alopecia… La infusión de hojas de romero alivia la tos y es buena para el hígado y para los espasmos intestinales. El humo de romero sirve como tratamiento para el asma. El alcanfor de romero sube la tensión y tonifica la circulación sanguínea.

Por sus propiedades digestivas es un condimento ideal para platos fuertes y grasos.

Se utiliza, tal vez por sus propiedades aromáticas, para purificar y proteger personas y lugares, para invocar la buena salud y se echa al agua del baño para purificarla. Se dice que con baños de inmersión fortalece la memoria y que oler su madera con frecuencia conserva la juventud.

Aunque dicen que florece de marzo a mayo y que pueden tener una segunda floración en el otoño, los míos ya están floridos, tal vez sea el sol de estos días pasados. Hoy, con frío y agua, esta es la imagen que presenta.

fuente: http://miscuentinos.blogspot.com/2011/01/la-flor-del-romero.html

Culpeper sostenía que el romero “acelera una memoria débil y los sentidos” y de hecho, es una de las tres hierbas celá-ficas, la albahaca y la hierbabuena son las otras dos, acreditadas con la capacidad de estimular el cerebro, fomentando así la claridad de pensamiento y la Frescura de la memoria.
EJ romero era sagrado para los griegos v los romanos, ambas civilizaciones creían que simbolizaba el amor y la muerte y durante siglos ha sido utilizado en ceremonias matrimoniales y ritos funerarios.
Ll tibio olor alcanl’oroso y la admirable potencia del aceite extraído del arbusto fuerte y siempreverde lo hacen un lavorito en la despensa de la Aromalerapia. De hecho, es de una potencia tal que no debe usarse en ninguna concentración, no importa qué tan débil, durante el primer trimestre del embarazo.
Aquellos que no esperan un niño pueden recurrir al romero con seguridad para tratar la artritis, la bronquitis, quemaduras, resfriados y gripe. Puede ayudar a reducir los niveles de colesterol demasiado altos y aumentar la presión baja. Aquellos que con frecuencia se ven afectados por una migraña martillante, bien pueden recurrir al romero en busca de ali-vio. Pero probablemente es en asuntos relacionados con el cabello  el cuero cabelludo donde el aceite de romero es puesto a mejor uso.
Y ahora, habiendo cantado sus alabanzas, se debe señalar que si se usa en alta concentración, o durante un tiempo prolongado, el romero puede afectar de manera adversa a aquellos sujetos con un malestar grande o pequeño.
Es un aceite di’ naturaleza sociable y se combina bien con la albahaca, el cedro, el cilantro, el incienso, el enebro, la lavanda y la hierbabuena, y le agradan especialmente los aceites cítricos.
Para la pobre Ofelia trágica, el romero era para recordar. Para los aromaterapistas de todo el mundo, es un don y una bendición.

El romero crece en estado silvestre en las soleadas pendientes de roca en todos los países de la región del Mediterráneo y en las islas del Mediterráneo. El siempre verde y robusto arbusto es una planta de la Macchia, este bosque selvático impenetrable, de agradables olores aromáticos, tan característico en el sur de Europa.

En aromaterapia y en medicina natural, el romero es conocido como reanimador, por su efecto cálido e incitante: estimula los fluidos corporales (linfas y sangre), el corazón y las glándulas suprarrenales. Además puede ser utilizado como antiséptico en la zona de las vías respiratorias y del canal gastrointestinal. El romero actúa además como estimulante de la menstruación, como diurético y como cicatrizante.

En el caso de trastornos circulatorios, presión sanguínea demasiado débil o baja y congestiones linfáticas se recomienda la aplicación interna del aceite de romero como estimulante con feromonas. Brinda ayuda además si hay problemas con la memoria, migraña y mareos, así como con el asma, enfermedades del hígado, infecciones de los canales de la vesícula, cálculos biliares, infecciones intestinales, diarreas y amenorrea.

Propiedades: estimulante general, energético, tónico, antiséptico,  hepático, antirreumatico, analgésico, digestivo, sudorífero, diurético, antiespasmódico, cicatrizante, estimulante de la menstruación, antidiarréico, astringente, afrodisíaco.

Indicaciones: debilidad, exceso de trabajo físico y mental, estrés, impotencia, frigidez, depresión, convalecencia, cefalea, palpitaciones, reuma, gota, hipotensión, hígado, digestión, colitis, diarrea, meteorismo, gripe, bronquitis, resfriado, tos, dismenorrea, acné, caspa, caída del cabello, pérdida de memoria.

suscita el recuerdo del amor, su aroma exultante alivia el alma de los melancólicos, refuerza el ego del individuo volviéndolo más resistente a las vicisitudes de la vida, aumenta la fuerza espiritual, contribuye en situaciones de gran tensión a fortalecer el ánimo. Restituye las ganas de hacer cosas.

Agua de Romero: como dijo William Shakespeare: de las virtudes del romero se podría escribir un libro entero. Ciertamente el romero tiene multitud de propiedades terapéuticas, entre ellas podemos citar sus propiedades reafirmantes de la piel, tonificantes y circulatorias. Es muy buena su utilización en pieles maduras o con arrugas.

fuente: http://aromaterapia-esencias.com/category/el-romero

2 comentarios to “ROMERO”

  1. Y como si esto fuera poco, también es un buen inhibidor ecológico de la corrosión del acero al carbono en ácido sulfúrico.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: