Archive for the Humedales Category

El Gran Pantanal

Posted in Humedales on 20 febrero, 2008 by Yo por la naturaleza

El Gran Pantanal, el humedal más grande del mundo, amenazado con desaparecer.

El humedal más grande del planeta, el Gran Pantanal, que los conquistadores españoles llamaron Laguna de Jarayes, está en peligro. La deforestación causada por la ganadería, la agricultura y la tala de árboles está amenazando la mayor concentración de fauna de todas las América’s y la vegetación local.
Más de 3.500 especies vegetales conocidas, entre ellas la mayor diversidad de flora acuática concentrada en lugar alguno del planeta, crecen en el pantanal. La diversidad ornitológica es también importante, con unas 650 especies de aves tropicales, muchas de ellas endémicas. Entre los grandes animales que habitan la región se cuentan el yaguareté (Panthera onca), el carpincho (Hydrochoerus hydrochaeris) y el tapir del llano (Tapirus terrestris).
El área también es una etapa importante en las rutas de las aves migrantes de otras partes del mundo, y este aumenta el número de las especies que el área protege. El resultado es una de las más diversas comunidades de aves en el planeta. Aunque sea especie en peligro de extinción, todavía se puede ver aquí el guacamayo hyacinthine (Anodorhynchus hyacinthinus), que es un miembro grande de la familia parrota. Además, se puede ver muchas de las otras noventa y cinco especies de mamíferos de la zona.
Es tal la diversidad de fauna y flora existente, que los científicos les han dado el nombre de Arca de Noé por estas características y la ONU ha declarado de Patrimonio Universal una zona de Gran Pantanal por su exhuberante flora y fauna , única en el mundo.
Según las organizaciones ecológicas hay varias causas que están amenzando al Gran Pantanal entre las que se destacan la deforestación en las zonas linderas, lo que provoca que los pequeños ríos y arroyos que desembocan en el gran río Paraguay se vean afectados en su caudal y disminuyan su alimentación al proveedor de agua del Gran Pantanal.
También la ganadería contribuye al deterioro de la zona siendo el ganado vacuno el más destructivo.
La agricultura intensiva, y la utilización de fertilizantes e insecticidas envía sus residuos tóxicos al Gran Pantanal y ataca su fauna y flora, al ingresar al circuito de agua vía por la cual los animales toman contacto con los mismos.
La quema de 2.500 toneladas de árboles por día para la obtención de carbón, es un enemigo del mayor ecosistema del planeta, que según los científicos de continuar con esta situación se podría provocar la extinción de la vegetación del lugar en 45 años.
Realmente una situación preocupante para la América del Sur, considerando además que en el Gran Pantanal se encuentran las mayores fuentes de agua dulce del Planeta.

Declaración de Mónaco, aumento de CO2 en la atmósfera produce acidificación en los océanos.

oceanos

Otra nueva consecuencia medio ambiental del aumento del CO2 en la atmósfera, se acaba de denunciar por un numeroso grupo de 150 científicos de 26 países, que en la Declaración de Mónaco solicitan a los gobiernos de los países del mundo una voluntad política urgente para reducir radicalmente las emisiones de CO2, causantes de la acidificación de los océanos informó hoy la UNESCO.
Los océanos son grandes retenedores de CO2, y vienen acumulando el mismo desde la propia revolución industrial, pero este beneficioso proceso no ha sido suficiente para contener el aumento de este gas en la atmósfera.
Ahora se teme que el CO2 pueda hacer descender su pH, ligeramente alcalino(8,2), atacando todo el ecosistema oceánico.
La Declaración de Mónaco está basada en el informe que emitió el Segundo Simposio Internacional sobre la Acidificación de los Océanos, celebrado el año pasado, en el cual participaron 250 científicos procedentes de 32 países.
Orr, quien presidió el evento, señaló la necesidad de alertar a los responsables de la adopción de políticas al respecto para que tengan en cuenta esta anomalía.
“Nuestros océanos están enfermos, no sabemos hasta qué punto lo están, pero sí poseemos suficientes datos que muestran cómo la química de las aguas se está modificando y afectará a diversos organismos marinos“, dijo en esa ocasión.
Se teme que al bajar el pH de los océanos, muchas especies de peces peligren su supervivencia al modificarse su hábitat, o que también para poder sobrevivir tengan que emigrar y rompan el ecosistema dejando sin alimentación otras especias.
Sin querer generar una alarma en la sociedad, pero con mucha firmeza, el Proyecto Europeo sobre Acidificación de los Océanos (EPOCA), alertó además del ataque a las especies de peces, sobre las consecuencias socio-económicas negativas, al verse afectada una enorme cantidad de mano de obra que se dedica a la pesca y manufactura de especies oceánicas.
Sin duda otra consecuencia grave de la acumulación en exceso de CO2 en la atmósfera, además del ya constatado problema del cambio climático y calentamiento global.

Anuncios

Los Humedales Andaluces

Posted in Humedales on 15 febrero, 2008 by Yo por la naturaleza

  Andalucía alcanza los 184 humedales

Humedales de Andalucía en la Lista de Ramsar

Última actualización: 09/04/2007

Andalucía posee el patrimonio natural de humedales más rico, variado y mejor conservado de España y de la Unión Europea. Los humedales andaluces presentan una gran diversidad de tipos ecológicos y constituyen sin duda áreas fundamentales para la conservación de la biodiversidad.
La Junta de Andalucía, consciente de la necesidad de asegurar la conservación de este importante patrimonio natural, ha protegido desde los años ochenta un gran número de humedales. Así, mediante la Ley 2/1989, de 18 de julio, por la que se aprueba el Inventario de los Espacios Naturales Protegidos de Andalucía y se establecen normas adicionales para su protección, se protegieron 63 de los humedales que están incluidos en el Inventario de Humedales de Andalucía.
Con el fin de garantizar la protección, conservación y restauración de los ecosistemas húmedos, la consideración pública de su importancia y el aprovechamiento sostenible de sus recursos de este importante patrimonio, se cuenta con el Plan Andaluz de Humedales y el Inventario de Humedales de Andalucía como instrumentos para ello.
La promoción del intercambio de información entre los órganos gestores de los humedales protegidos de Andalucía y las diferentes Administraciones Públicas vinculadas a los mismos, así como la elaboración de propuestas de designación de humedales andaluces como figuras internacionales de protección como es la inclusión de humedales andaluces en la lista de Ramsar, es una de las funciones del Comité Andaluz de Humedales, creado mediante el Decreto 98/2004, de 9 de marzo (BOJA núm. 66, de 5/04/2004). Este Comité es un órgano colegiado consultivo y de participación de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, que tiene como objetivo prioritario promover la participación activa en materia de conservación y uso racional de los humedales andaluces.
Los humedales, en general, constituyen un tipo de ecosistemas de muy elevado valor ambiental, económico, cultural y social, por lo que no sólo es necesaria su conservación y su gestión racional y sostenible, sino que es conveniente destacar que los procesos o funciones geomorfológicas, bioquímicas y ecológicas que tienen lugar en estos ecosistemas generan importantes bienes y servicios a la sociedad.
os humedales constituyen un tipo de ecosistemas de elevado valor ambiental, económico, cultural y social, por lo que no solo es necesaria su conservación y gestión sostenible, sino que es conveniente destacar que sus funciones generan importantes bienes y servicios a la sociedad. Por ello, la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía viene desarrollando una política de protección legal y de caracterización de las zonas húmedas andaluzas con el convencimiento de que es necesario adoptar una gestión activa, integrada y global de estos ecosistemas.
En este espacio se encuentra información sobre los humedales andaluces,  e instrumentos para la planificación, ordenación y gestión de los mismos, dirigidos a compatibilizar su integridad ecológica y la utilización sostenible de sus recursos.
En la Lista de Ramsar sólo se incluyen los humedales que cumplan alguno de los Criterios de Importancia Internacional que han sido desarrollados por el Convenio. Así, tras el largo proceso que se ha de seguir para la inclusión de los humedales españoles en dicha lista, los humedales andaluces incluidos en la misma desde 1982 son los que se relacionan en la tabla siguiente:
Humedales
Once nuevos humedales de Andalucía consiguen el certificado RAMSAR, la máxima categoría internacional
Infoecologia.- Once nuevos humedales andaluces y 53.700 hectáreas del Parque Natural de Doñana han sido incluidos en el Convenio Ramsar de Humedales de Importancia Internacional (Lista Ramsar), tras aceptar el Comité de Partes Contratantes de este convenio la propuesta presentada por la Consejería de Medio Ambiente. Este reconocimiento, el de mayor nivel existente para este tipo de ecosistemas, no implica figuras de protección añadidas a las que ya gozan, recordó, en un comunicado, la Junta de Andalucía.
Los representantes de todos los países firmantes del convenio sobre humedales de importancia internacional han respaldado esta iniciativa en el transcurso de la novena reunión de este foro celebrada recientemente en Kempala (Uganda). De esta forma, Andalucía duplica la superficie de sitios Ramsar y eleva a 20 los espacios con estas características, con una extensión que supera las 131.500 hectáreas.
Los 11 nuevos humedales que se incorporan al Convenio Ramsar son: el Paraje Natural Punta Entinas-Sabinar, en la provincia de Almería; Reserva Natural Complejo Endorreico de Espera, en Cádiz; las Reservas Naturales Laguna del Conde o Salobral, Laguna de Tíscar y Laguna Los Jarales, en Córdoba; Laguna de Padul, en Granada; Paraje Natural Laguna de Palos y Las Madres, en Huelva; las Reservas Naturales Laguna Honda y Laguna del Chinche, en Jaén; Reserva Natural Lagunas de Campillos, en Málaga; y el Paraje Natural Brazo del Este, en Sevilla. La inclusión definitiva en el listado Ramsar de estos humedales andaluces, que cuentan con una superficie total de 6.056 hectáreas, será ratificada próximamente por el Consejo de Ministros.
Doñana
En el caso de Doñana, las más de 53.000 hectáreas que se han incluido –la práctica totalidad del parque natural– se sumarán a las 50.720 hectáreas del Parque Nacional de Doñana que ya formaban parte de esta Convención de Humedales de Interés Internacional. El área constituye además una importante zona de invernada, migración y cría para numerosas especies de aves.
Hasta ahora la comunidad andaluza contaba con 71.860 hectáreas, el 49% del total de la superficie con la categoría Ramsar de todo el Estado español. Los humedales que ya formaban parte del Convenio Ramsar son la Laguna de Fuente de Piedra (Málaga), Lagunas de Cádiz (Cádiz), Lagunas del Sur de Córdoba (Córdoba), Marismas del Odiel (Huelva), Salinas de Cabo de Gata-Níjar (Almería), Albufera de Adra (Almería), Embalses de Cordobilla y Malpasillo Córdoba) y Bahía Cádiz (Cádiz).
Los humedales mejor conservados
Andalucía posee el patrimonio natural de humedales litorales e interiores más ricos y mejor conservados de España y de la Unión Europea, albergando el 17% del total de las zonas húmedas españolas, que en superficie suponen el 56% de la extensión total de las áreas inundables españolas. Con el fin de garantizar la conservación y el uso sostenible de estos ecosistemas, la Consejería de Medio Ambiente ha elaborado el Plan Andaluz de Humedales, en el que se incluye un inventario de los mismos.
La importancia de estas zonas húmedas no viene sólo por sus valores ecológicos y de reserva de la biodiversidad, sino que aportan también beneficios directos a la vida cotidiana de los ciudadanos, contribuyendo al mantenimiento de actividades económicas como el marisqueo, el turismo, los cultivos, la realización de actividades cinegéticas, la depuración de aguas o el freno a las avenidas.
Los humedales constituyen el único tipo de ecosistemas en el planeta que posee un Convenio Internacional para su conservación. Este acuerdo internacional, firmado el 2 de febrero de 1971 en la ciudad iraní de Ramsar, ha sido suscrito por 123 países.

Reserva Natural Albufera de Adra

Posted in Humedales on 3 febrero, 2008 by Yo por la naturaleza

Características Naturales


El interés de este área reside exclusivamente en la riqueza y variedad de su fauna acuática refugiada en las charcas, que constituyen el conjunto de Las Albuferas, (Albufera Honda, Albufera Nueva, etc..).
En cuanto al paisaje podemos decir que no es uno de los atractivos de Las Albuferas, debido a la fuerte degradación a la que se encuentran sometidas por la acción humana que, paulatinamente, ha ido transformando este Paraje Natural en un conjunto de invernaderos y cultivos en enarenados, que ahogan realmente a las charcas y dificultan el acceso a ellas. No obstante, la existencia de una masa de agua rodeada de carrizos, masiegas y eneas encierra un indudable atractivo estético
La génesis de este tipo de complejo lagunar se efectúa a partir de una primitiva bahía cerrada por depósitos marinos, fue provocada por los aportes del cauce de las Ramblas de las Adelfas y de la Estanquera y la construcción del puerto pesquero de Adra. La existencia de procesos endorréicos se manifiesta actualmente con el nacimiento de la pequeña albufera Nueva entre la Grande y la línea de playa.

Malvasía cabeciblanca en la Albufera de Adra (Oxyura leucocephala)

 

Alcedo atthis (Martín Pescador)

 

Localización: Suroeste de Almería, en la franja costera entre la desembocadura del río Adra y los llanos de Dalias.
Acceso:
N-340.
Superficie:
65 has.

Fuente: http://www.porlibre.com/Andalucia/adra.htm

Podiceps nigricollis (Zampullín cuellinegro)

Un ejemplar juvenil de Podiceps cristatus (Somormujo lavanco)

 

Este humedal costero, compuesto principalmente por dos lagunas, la Albufera Honda y la Albufera Nueva, sorprende por su situación en un entorno semidesértico y rodeado de zonas de cultivo intensivo en el que contrasta con la relevancia y los valores naturales que presenta este espacio natural protegido.
Se encuentra entre la desembocadura del río Adra y los Llanos de Dalias, suponiendo una fuente permanente de alimento y vida para la fauna residente en la zona. Sus aguas salobres provienen de las filtraciones de las aguas del mar y, sobre todo, de los aportes de las aguas de lluvia que llegan desde los barrancos de La Estanquera y de Las Adelfas. La presencia de aguas permanentes, junto con la suavidad climática de sus inviernos, hacen que este humedal se considere el más importante de la provincia de Almería y lugar de paso de las rutas migratorias que establecen las aves entre los continentes europeo y africano.
Desde los observatorios dispuestos estratégicamente en las lagunas, se observa la abundante avifauna acuática, destacando la presencia de anátidas como el ánade real o el pato cuchara, que llegan en otoño desde el norte de Europa buscando alimento y un clima más templado para pasar la estación invernal. Durante la primavera la densa cobertura vegetal, formada por carrizales y cañaverales, proporciona un lugar seguro donde nidifican especies como la focha o el porrón pardo, que provienen de las lejanas estepas y regiones semidesérticas de Asia y que ocasionalmente llega hasta Andalucía o las zonas del Levante.
Cercana a la Albufera de Adra se encuentra la ciudad que le da nombre. Su puerto pesquero presenta gran actividad y desde él es posible realizar una ruta en barco por las inmediaciones de la costa. Estas tierras costeras fueron colonizadas por distintas civilizaciones, entre las que destaca la cultura árabe, de la que quedan vestigios como la Torre de Guainos construida en el siglo XI. No obstante, el patrimonio mejor conservado se levantó durante el reinado de Juana I, que mandó edificar la Iglesia Parroquial de Adra, el castillo y las murallas que recorren la ciudad.

Funciones del humedal

Posted in Humedales on 2 febrero, 2008 by Yo por la naturaleza

Un Humedal es una zona de la superficie terrestre que está temporal ó permanentemente inundada, regulada por factores climáticos y en constante interrelación con los seres vivos que la habitan.
La categoría biológica de humedal comprende zonas de propiedades geológicas diversas: bañados, ciénagas, esteros, marismas, pantanos, turberas, así como las zonas de costa marítima que presentan abnegación periódica por el régimen de mareas (manglares).
En estas áreas crecen vegetales hidrófilos adaptados a ciertas condiciones anaerobias (deficientes de oxígeno) que pueden ser exclusivas de la zona o plantas anfibias o facultativas (que se desarrollan tanto sumergidas como expuestas). Estas plantas pueden alcanzar diferente talla, desde pequeñas plantas fijas o flotantes (espadañas, juncos y lirios) hasta árboles como el arce rojo (Acer rubrum), el ciprés de los pantanos (Toxodium distichum) o la haya (Fagus grandifolia).
TURBERA .El suelo anegado, ligeramente o muy ácido, donde crecen brezos, juncos y musgos
MARISMA. Pueden ser de agua dulce o salada, someros, parcialmente inundados (desde un mes hasta 8). En ella crecen gramíneas, juncos, espadañas. De gran significado para la anidación de las aves.
PANTANO. Suelo anegado frecuentemente (15 cm o más) se localizan cerca de los lechos de los ríos lentos o planicies interiores. La vegetación que crece en ellos puede ser muy baja o alcanzar la talla de los cipreses y arces.
MANGLAR. Suelo cubierto regularmente por la marea alta (entre 15 cm y 1 m). Frecuente en las costas mexicanas. Cuatro especies de mangle son los más comunes en los manglares mexicanos: Rizhophora mangle, Avicenna germinans, Laguncularia racemosa, Conocarpus erectus)

 

 

El carácter distintivo de los humedales está en la escasa profundidad del nivel freático, con la consecuente alteración del régimen del suelo. La vegetación específicamente adaptada a estas condiciones se denomina hidrófita, cuando se ubica sobre zonas inundadas de agua; y freatofita cuando estas zonas se ubican sobre zonas de agua oculta (criptohumedales); en estos casos se reemplaza a las especies terrestres normales. Las peculiaridades del entorno hacen que la fauna presente sea por lo general endémica y netamente diferenciada de las zonas adyacentes; grandes familias de aves y reptiles están únicamente adaptadas a entornos de este tipo.

La función principal del humedal, aparte de ser un gran ecosistema y un importante hábitat para muchos seres vivos, es que actúan como filtradores naturales de agua, esto se debe a que sus plantas hidrófitas, gracias a sus tejidos, almacenan y liberan agua, y de esta forma hacen un proceso de filtración. Antiguamente los humedales eran drenados por ser considerados una simple inundación de los terrenos, pero hoy en día se sabe que los humedales representan un gran ecosistema y se los valora más.

Nótese que ciertos roles de las tierras húmedas poseen importancia institucional. Por ejemplo, los peces no reconocen las fronteras nacionales y son capaces de migrar largas distancias. Consecuentemente, la destrucción o degradación de las tierras húmedas en un país puede tener impactos directos sobre los recursos biológicos de otros.

A pesar de su importancia, las tierras húmedas en todo el mundo se encuentran amenazadas. Estos peligros provienen de la conversión intensiva a la agricultura o acuicultura, desarrollo industrial, cambios hidrológicos artificiales o degradación por medio de la explotación excesiva. Siendo este uno de los temas más importantes de cara a su futura conservación

Clasificación

Se pueden establecer distintos criterios para clasificar los humedales, en función de los objetivos que se persiguen o de los estudios en los que se basen: criterio morfológico (general, principalmente para divulgación), hidrogenético (según el origen y usos del agua, para demandas de agua), funcional (ecológico, según sus hábitats, para conservación medioambiental); o los criterios estructurales (desde el punto de vista de gestión), etc..

Desde este último punto de vista, se puede diferenciar a la vez, los aspectos basados en el criterio hidrológico y aquellos otros en el hidrogeológico. Al conjunto de estos 2 aspectos también se denomina, en sensu lato, "hidrológico-estructural". Son:

Criterio estructural hidrológico:

Aspectos externos.

Hidrohumedal: presentan casi siempre lámina de agua aflorante (prácticamente durante todo el año).
Higrohumedal: presentan casi siempre lámina de agua oculta (prácticamente todo el año).
Aspectos internos.

Epigénicos: desvinculada su estructura de flujos subterráneos localizados próximos.
Freatogénicos: vinculada su estructura a flujos subterráneos localizados próximos.

Criterio estructural hidrogeológico (humedales freatogénicos):

Humedales de Recarga (de los umbrales localizados de recarga).

Navas, charcas de infiltración, tramos de recarga fluviales, etc..
Humedales de Tránsito.

Criptohumedales continentales, criptohumedales litorales, lagunas de lámina aflorante, etc..
Humedales de Descarga.

Encharcados manantiales, descargas de fondo, áreas de rezume, etc..

Por lo que, combinando entre sí ambos conjuntos de nomenclaturas, resultan algunos de lo siguientes tipos hidrológico-estructurales:

Epigénico exclusivo: salinas costeras, albuferas, embalses, balsas, etc..
Hidrohumedal de recarga: lagunas de infiltración, arrozales, ríos filtrantes, balsas de recarga artificial, etc..
Hidrohumedal de tránsito: lagunas esteparias, charcas freáticas, tablas de agua, etc..
Hidrohumedal de descarga: surgencias manantiales, charcas manantiales, rezumes, etc..
Higrohumedal de recarga: navas de montaña, charcas en ramblas permeables, etc..
Higrohumedal de tránsito: criptohumedales continentales, criptohumedales litorales, etc..
Higrohumedal de descarga: surgencias kársticas estacionales (trop plein), extrusiones kársticas,etc.

En 1989 fueron clasificados más de treinta humedales naturales y nueve artificiales. A pesar de ello es posible identificar cinco grandes tipos de sistemas de humedales:2

  • Marinos, son aquellos que no son afectados por caudales fluviales. Ejemplo de ellos son los arrecifes de coral y litorales.
  • Ribereños, son aquellas tierras inundables frecuentemente por el desbordamiento de los ríos. Ejemplo de ellos son los bosques anegados, lagos de meandro y llanuras.
  • Estuarios, son aquellos donde los ríos desembocan en el mar y el agua de estos alcanza una salinidad media entre el agua dulce y salada. Ejemplo de estos son los deltas, marismas y bancos fangosos.
  • Lacustres, son aquellas zonas cubiertas de agua permanentemente con baja circulación. Ejemplo de ellos son los lagos glaciales de volcanes y lagunas en general.
  • Palustres, son aquellos ecosistemas que contienen casi permanentemente agua como los Marismas, Pantanos de papiro y ciénagas