Archive for the Información Ambiental Category

La tala masiva del bosque boreal canadiense amenaza con ser una “bomba de carbono”

Posted in Información Ambiental on 25 agosto, 2008 by Yo por la naturaleza

La organización ecologista Greenpeace advirtió hoy que la tala masiva de árboles en los bosques boreales canadienses puede crear una “bomba de dióxido de carbono” con la emisión de hasta 186.000 millones de toneladas de ese gas.
El bosque boreal canadiense ocupa una gigantesca extensión de 5,45 millones de kilómetros cuadrados, el 53 por ciento de la superficie total del país y más de 10 veces superior al tamaño de España.
El informe dado a conocer hoy por la organización ecologista también advierte de que las consecuencias de la destrucción de esta masa arbórea serían de gigantescas proporciones, ya que podría provocar la emisión de 186.000 millones de toneladas de dióxido de carbono.
Esta cantidad, que es 27 veces superior a las emisiones mundiales de CO2 generada cada año por la combustión de combustibles fósiles, está almacenada en árboles y, sobre todo, en el suelo sobre el que crecen los bosques boreales.
Segun Elizabeth Nelson, investigadora de la Universidad de Toronto y coautora del informe, “más de dos terceras partes del carbono (un 83 por ciento) almacenado en el bosque boreal se encuentra en el suelo”. Nelson añadió que “cuando la cubierta forestal es retirada, el suelo se deteriora y emite dióxido de carbono adicional durante meses, años e incluso décadas”.
Hoy en día, cada año las compañías madereras talan unos 9.000 kilómetros cuadrados de bosque boreal, incluidos 68 kilómetros cuadrados para la construcción de carreteras y otras instalaciones necesarias para la explotación de estos recursos.
Pero, según Greenpeace, alrededor de 36 millones de toneladas de dióxido de carbono son liberadas cada año por la tala de esta superficie, más de lo que emiten todos los coches que circulan por el país. Christy Ferguson, portavoz de Greenpeace, declaró a Efe que pese a estudios como este, las autoridades canadienses defienden que la explotación del bosque boreal tiene consecuencias positivas para el cambio climático.
“Los gobiernos canadienses, tanto a nivel federal como provincial, y el sector de los productos forestales están promoviendo una visión totalmente falsa de los efectos de la tala de árboles en el medio ambiente”, dijo Ferguson.
El año pasado, el Ministerio de Recursos Naturales de Canadá emitió un informe en el que se asegura que la práctica totalidad del carbono almacenado por los árboles y el suelo del bosque boreal permanece retenido en madera y suelo después de su tala por lo que prácticamente no tiene incidencia en el cambio climático.
El informe señala que “las prácticas de gestión forestal no suponen emisiones sustanciales”.”
“Están equivocados. Cuando se estudia todos los datos científicos, prácticamente todos los aspectos de su argumento se revela como falso”, añadió Ferguson. Greenpeace también dijo que entre 1970 y 1990 se ha duplicado el área de bosque boreal afectada por incendios forestales, lo que está aumentando la cantidad de dióxido de carbono emitido a la atmósfera cada año.
El informe revela que en la actualidad, cada año se pierden en incendios forestales 76.000 kilómetros cuadrados de bosque boreal, una superficie mayor que Irlanda o Panamá.
Desde hace años, Greenpeace realiza campañas periódicas contra las empresas que están explotando el bosque boreal, como la multinacional estadounidense Kimberly-Clark que produce la popular marca de pañuelos de papel “Kleenex”.
La organización ecologista denuncia que la inmensa mayoría de los árboles talados del bosque boreal canadiense, un ecosistema que se considera uno de los últimos grandes bosques inalterados y que ha evolucionado desde hace 10.000 años, son productos desechables.
“La mayoría son ‘kleenex’, papel de periódico, papel higiénico, publicidad impresa, papel de periódico y revistas”, señaló Ferguson.

Anuncios

CENTRALES MAREMOTÉRMICAS: APROVECHAMIENTO DE LAS DIFERENCIAS DE TEMPERATURA.

Posted in Información Ambiental on 24 agosto, 2008 by Yo por la naturaleza

 

 

Esta tecnología es diferente a las otras. La diferencia de temperatura entre las aguas superficiales y profundas pueden accionar un motor térmico, de acuerdo con el principio de las bombas de calor. Actúan de la siguiente manera: a través de un evaporador, un fluido pasa del estado líquido a gaseoso pero absorbiendo parte del calor ambiente. Luego, el vapor recupera su estado líquido en un condensador despidiendo calor en el proceso.

   El único inconveniente de este tipo de centrales son que necesitan unas turbinas de gran tamaño, pero para ciudades flotantes futuras podría suministrarles la electricidad necesaria, así como agua dulce y las aguas no contaminadas del fondo marino, permitirían criar peces, mariscos y algas comestibles.  El aprovechamiento de este tipo de energía del mar está frenado por la modificación del paisaje y el impacto ecológico, ya que la mayoría de las centrales necesitarían de mucho espacio. Hasta la fecha el desarrollo tecnológico de esta energía es escaso ya que necesitan de un alto coste económico.

Algas para crear combustibles

Los hogos y ahora las algas marinas, lo cierto es que los recursos naturales son una fuente inagotable de energía.

La necesidad de lograr que el uso y la manipulación de esos recursos naturales reduzcan las emisiones de gases contaminantes y la dependencia de los combustibles tradicionales en términos económicos es una realidad en la que numerosos científicos, empresas y centros de investigación, trabajan afanosamente y con escasos recursos y dotaciones públicas, al menos en nuestro país.

Ahora nos surge una novedad la compañía petrolera Exxon Mobil apuesta por la obtención de combustibles a partir de algas marinas.
Con una inversión de 600 millones de dólares se estudiará el proceso para lograr la generación de combustibles a partir de estos inagotables recursos naturales que habitan los fondos marinos.

El desarrollador del Genoma Humano ha sido el encargado de esta tarea en la que se pretende invertir un plazo entre cuatro y seis años.
Una de las ventajas de la utilización de las algas marinas para obtener fuentes de energía estriba en que las algas no son un terreno dedicado a los alimentos, al contrario que la obtención de etanol a través de la caña de azúcar, el maíz o la soja.
Estaremos atentos a los resultados que se van obteniendo en este terreno, fundamental para las economías y los modelos productivos.

 

Energía de las olas, un dispositivo llamado Wave Treade

Posted in Información Ambiental on 24 agosto, 2008 by Yo por la naturaleza

Energía de las olas, un dispositivo llamado Wave Treade se acopla a la energía eólica.
Dardo Arevalo

Se llama Wave Treader, tiene capacidad para producir 500 kw de energía y ha sido desarrollado por la empresa británica Green Ocean Energy. Su peculiaridad es que está diseñado para acoplarse a turbinas eólicas insaladas en el mar, añadiendo más potencia energética y optimizando los costes, ya que ambas infraestructuras usarían el mismo cableado y se podrían manener al unísono.
La energía del mar o de las olas, ya es una opción válida dentro de las energías limpias y renovables, inclusive y se han instalado las llamadas boyas generadoras de energía eléctrica, por ejemplo en Santoña en las costas de España y además existen diferentes sistema de utilización de esta energía natural de mar, como por ejemplo la tecnología CETO, que utilizada esta energía natural, utilizando la alta presión de las olas para utilizarla en tierra, ya sea para mover turbinas generando energía eléctrica o como sistema de dasalinización de agua de mar convirtiéndola en agua para el consumo humano.

Según sus creadores, una de las grandes ventajas de este dispositivo es que exporta la electricidad a la red usando el mismo cable que la turbina de viento a la que está acoplado. Además, se podría optimizar el mantenimiento de ambas infraestructuras, reduciendo los costes, ya que ambas infraestructuras usarían el mismo cableado y se podrían mantener al unísono.
La historia de Wave Treader no es nueva. Nace como una continuación de otro generador undimotriz llamado “Ocean Treader”, que tenía un diseño muy parecido pero, que en lugar de estar fijado a la turbina, flotaba suelto por el mar.

Ocean Treader, que también tiene una capacidad de 500 kW, será probado en el mar y en condiciones reales también en 2011, si la empresa lograr reunir los fondos para seguir con esta investigación.
Está pensado para ser instalado al norte del Océano Atlántico. Según sus creadores, un parque de Ocean Treader, que tiene una vida útil de 25 años, tendría capacidad para generar 43 MW de energía por kilómetro cuadrado de océano