Archive for the Información Ambiental Category

La tala masiva del bosque boreal canadiense amenaza con ser una “bomba de carbono”

Posted in Información Ambiental on 25 agosto, 2008 by Yo por la naturaleza

La organización ecologista Greenpeace advirtió hoy que la tala masiva de árboles en los bosques boreales canadienses puede crear una “bomba de dióxido de carbono” con la emisión de hasta 186.000 millones de toneladas de ese gas.
El bosque boreal canadiense ocupa una gigantesca extensión de 5,45 millones de kilómetros cuadrados, el 53 por ciento de la superficie total del país y más de 10 veces superior al tamaño de España.
El informe dado a conocer hoy por la organización ecologista también advierte de que las consecuencias de la destrucción de esta masa arbórea serían de gigantescas proporciones, ya que podría provocar la emisión de 186.000 millones de toneladas de dióxido de carbono.
Esta cantidad, que es 27 veces superior a las emisiones mundiales de CO2 generada cada año por la combustión de combustibles fósiles, está almacenada en árboles y, sobre todo, en el suelo sobre el que crecen los bosques boreales.
Segun Elizabeth Nelson, investigadora de la Universidad de Toronto y coautora del informe, “más de dos terceras partes del carbono (un 83 por ciento) almacenado en el bosque boreal se encuentra en el suelo”. Nelson añadió que “cuando la cubierta forestal es retirada, el suelo se deteriora y emite dióxido de carbono adicional durante meses, años e incluso décadas”.
Hoy en día, cada año las compañías madereras talan unos 9.000 kilómetros cuadrados de bosque boreal, incluidos 68 kilómetros cuadrados para la construcción de carreteras y otras instalaciones necesarias para la explotación de estos recursos.
Pero, según Greenpeace, alrededor de 36 millones de toneladas de dióxido de carbono son liberadas cada año por la tala de esta superficie, más de lo que emiten todos los coches que circulan por el país. Christy Ferguson, portavoz de Greenpeace, declaró a Efe que pese a estudios como este, las autoridades canadienses defienden que la explotación del bosque boreal tiene consecuencias positivas para el cambio climático.
“Los gobiernos canadienses, tanto a nivel federal como provincial, y el sector de los productos forestales están promoviendo una visión totalmente falsa de los efectos de la tala de árboles en el medio ambiente”, dijo Ferguson.
El año pasado, el Ministerio de Recursos Naturales de Canadá emitió un informe en el que se asegura que la práctica totalidad del carbono almacenado por los árboles y el suelo del bosque boreal permanece retenido en madera y suelo después de su tala por lo que prácticamente no tiene incidencia en el cambio climático.
El informe señala que “las prácticas de gestión forestal no suponen emisiones sustanciales”.”
“Están equivocados. Cuando se estudia todos los datos científicos, prácticamente todos los aspectos de su argumento se revela como falso”, añadió Ferguson. Greenpeace también dijo que entre 1970 y 1990 se ha duplicado el área de bosque boreal afectada por incendios forestales, lo que está aumentando la cantidad de dióxido de carbono emitido a la atmósfera cada año.
El informe revela que en la actualidad, cada año se pierden en incendios forestales 76.000 kilómetros cuadrados de bosque boreal, una superficie mayor que Irlanda o Panamá.
Desde hace años, Greenpeace realiza campañas periódicas contra las empresas que están explotando el bosque boreal, como la multinacional estadounidense Kimberly-Clark que produce la popular marca de pañuelos de papel “Kleenex”.
La organización ecologista denuncia que la inmensa mayoría de los árboles talados del bosque boreal canadiense, un ecosistema que se considera uno de los últimos grandes bosques inalterados y que ha evolucionado desde hace 10.000 años, son productos desechables.
“La mayoría son ‘kleenex’, papel de periódico, papel higiénico, publicidad impresa, papel de periódico y revistas”, señaló Ferguson.

Anuncios

CENTRALES MAREMOTÉRMICAS: APROVECHAMIENTO DE LAS DIFERENCIAS DE TEMPERATURA.

Posted in Información Ambiental on 24 agosto, 2008 by Yo por la naturaleza

 

 

Esta tecnología es diferente a las otras. La diferencia de temperatura entre las aguas superficiales y profundas pueden accionar un motor térmico, de acuerdo con el principio de las bombas de calor. Actúan de la siguiente manera: a través de un evaporador, un fluido pasa del estado líquido a gaseoso pero absorbiendo parte del calor ambiente. Luego, el vapor recupera su estado líquido en un condensador despidiendo calor en el proceso.

   El único inconveniente de este tipo de centrales son que necesitan unas turbinas de gran tamaño, pero para ciudades flotantes futuras podría suministrarles la electricidad necesaria, así como agua dulce y las aguas no contaminadas del fondo marino, permitirían criar peces, mariscos y algas comestibles.  El aprovechamiento de este tipo de energía del mar está frenado por la modificación del paisaje y el impacto ecológico, ya que la mayoría de las centrales necesitarían de mucho espacio. Hasta la fecha el desarrollo tecnológico de esta energía es escaso ya que necesitan de un alto coste económico.

Algas para crear combustibles

Los hogos y ahora las algas marinas, lo cierto es que los recursos naturales son una fuente inagotable de energía.

La necesidad de lograr que el uso y la manipulación de esos recursos naturales reduzcan las emisiones de gases contaminantes y la dependencia de los combustibles tradicionales en términos económicos es una realidad en la que numerosos científicos, empresas y centros de investigación, trabajan afanosamente y con escasos recursos y dotaciones públicas, al menos en nuestro país.

Ahora nos surge una novedad la compañía petrolera Exxon Mobil apuesta por la obtención de combustibles a partir de algas marinas.
Con una inversión de 600 millones de dólares se estudiará el proceso para lograr la generación de combustibles a partir de estos inagotables recursos naturales que habitan los fondos marinos.

El desarrollador del Genoma Humano ha sido el encargado de esta tarea en la que se pretende invertir un plazo entre cuatro y seis años.
Una de las ventajas de la utilización de las algas marinas para obtener fuentes de energía estriba en que las algas no son un terreno dedicado a los alimentos, al contrario que la obtención de etanol a través de la caña de azúcar, el maíz o la soja.
Estaremos atentos a los resultados que se van obteniendo en este terreno, fundamental para las economías y los modelos productivos.

 

Energía de las olas, un dispositivo llamado Wave Treade

Posted in Información Ambiental on 24 agosto, 2008 by Yo por la naturaleza

Energía de las olas, un dispositivo llamado Wave Treade se acopla a la energía eólica.
Dardo Arevalo

Se llama Wave Treader, tiene capacidad para producir 500 kw de energía y ha sido desarrollado por la empresa británica Green Ocean Energy. Su peculiaridad es que está diseñado para acoplarse a turbinas eólicas insaladas en el mar, añadiendo más potencia energética y optimizando los costes, ya que ambas infraestructuras usarían el mismo cableado y se podrían manener al unísono.
La energía del mar o de las olas, ya es una opción válida dentro de las energías limpias y renovables, inclusive y se han instalado las llamadas boyas generadoras de energía eléctrica, por ejemplo en Santoña en las costas de España y además existen diferentes sistema de utilización de esta energía natural de mar, como por ejemplo la tecnología CETO, que utilizada esta energía natural, utilizando la alta presión de las olas para utilizarla en tierra, ya sea para mover turbinas generando energía eléctrica o como sistema de dasalinización de agua de mar convirtiéndola en agua para el consumo humano.

Según sus creadores, una de las grandes ventajas de este dispositivo es que exporta la electricidad a la red usando el mismo cable que la turbina de viento a la que está acoplado. Además, se podría optimizar el mantenimiento de ambas infraestructuras, reduciendo los costes, ya que ambas infraestructuras usarían el mismo cableado y se podrían mantener al unísono.
La historia de Wave Treader no es nueva. Nace como una continuación de otro generador undimotriz llamado “Ocean Treader”, que tenía un diseño muy parecido pero, que en lugar de estar fijado a la turbina, flotaba suelto por el mar.

Ocean Treader, que también tiene una capacidad de 500 kW, será probado en el mar y en condiciones reales también en 2011, si la empresa lograr reunir los fondos para seguir con esta investigación.
Está pensado para ser instalado al norte del Océano Atlántico. Según sus creadores, un parque de Ocean Treader, que tiene una vida útil de 25 años, tendría capacidad para generar 43 MW de energía por kilómetro cuadrado de océano

sistemas climáticos

Posted in Información Ambiental on 23 agosto, 2008 by Yo por la naturaleza

La atmósfera, los océanos, los continentes, las grandes masas de hielo y nieve, y los organismos vivientes de nuestro planeta, son los principales componentes de nuestro medio ambiente. Todos ellos se encuentran en un estado de permanente interacción a través del intercambio de flujos de materia (Ejemplo: flujos de agua líquida o vapor, otros gases y partículas) y energía (Ejemplo: radiación electromagnética y calor). En particular, los procesos físicos y químicos internos de la atmósfera y el conjunto de sus interacciones con los otros componentes del medio ambiente constituyen lo que, en un sentido amplio, se denomina el sistema climático terrestre.

El aumento de la cantidad de ciertos gases (dióxido de Carbono, vapor de agua, metano, oxido nitroso) aumentan la capacidad de la atmósfera para bloquear el calor, lo cual causa temperaturas mas elevadas y cambios climáticos.
Se produce además, una elevación del nivel del mar por el derretimiento paulatino de grandes masas de hielo polar. Se afirma que el “efecto invernadero” y el deterioro de la capa de ozono tienen un denominador común, que es la actividad incontrolada del hombre. Frente a la disminución de la capa de ozono se ha producido una conmoción mundial que ha llevado a muchos acuerdos internacionales.
Hoy en día se examina mucho la formación y deterioro de la capa de ozono, en consecuencia ozono viene de la palabra griega ódsein que significa (oler) se conoce en su fórmula química como O3, es una forma alotrópica de oxigeno; es decir una de las modalidades en que se presenta este gas en la naturaleza.

Se dice que en la llamada zona fotoquímica de la alta atmósfera el O3 se produce al actuar sobre ella los rayos ultravioletas (UV) del sol, los que fraccionan las moléculas de oxígeno molecular común, O2. Producido el ozono se ubica en la atmósfera en forma concentrada en una capa de unos 30 Km. de altitud y en cantidades nunca superiores a las 10 partes por millón de volumen.
El O3 forma un escudo protector que impide que los rayos perjudiciales del sol alcancen la faz de la tierra, dejando por el contrario, continuar su camino hacia la superficie los rayos benéficos.
La radiación solar consiste en luz visible y dos componentes invisibles, radiación ultravioleta y radiación infrarroja. La radiación infrarroja es una parte caliente de la luz solar. Gran parte de la radiación ultravioleta que llega a la atmósfera superior es reflejada por la capa de ozono, lo cual es afortunado para nosotros ya que dicha radiación es letal para el protoplasma expuesto a ella.
La energía radiante que llega a la superficie de la Tierra en un día despejado es alrededor del 10% ultravioleta, 45% visible y 45% infrarroja.
Investigadores señalaron la seria amenaza para la capa de Ozono mundial que significaban los productos químicos sintéticos denominados CLORO-FLUORO-CARBONOS (CFC), que se usan como dispersantes de aerosoles. Se destaca que existen también otros compuestos sintéticos relacionados con los CFS que dañan en forma significativa la capa de ozono. Un ejemplo de esto tenemos las brominas, formadas por moléculas de Bromo, también el metano, producto de la degradación anaerobia es un aporte muy negativo para el efecto invernadero, y científicos consideran que la emisión de una unidad de metano equivale a mas de veinte unidades de CO2.

Además las emisiones de aviones de propulsión a chorro que vuelan a grandes altitudes destruyen el ozono.
Con el tiempo han aumentado las sustancias destructoras del ozono. La primera advertencia de que dicha capa podría estar adelgazándose sobre la Antártida se hizo en 1977, comprobándose en 1985 que la capa de ozono sobre la Antártida había disminuido en 40%. A partir de entonces se empezó a hablar sobre el “Agujero” en la capa de ozono, lo que es una gravísima disminución del espesor del escudo protector, junto con este adelgazamiento en el Antártico se ha verificado una paulatina disminución de este gas en el hemisferio Norte. Hacia 1991 el tamaño de este agujero ha crecido hasta abarcar el sur de Argentina, donde han aumentado los informes de cáncer de piel y ceguera en ovejas y personas.
Hoy existe un consenso generalizado de que la atmósfera se está calentado como resultado de las actividades humanas y es más que probable que este calentamiento traerá consigo graves consecuencias ambientales, sociales y económicas.
Entre los efectos del cambio climático se prevén los siguientes:
* Tormentas más intensas.
* Inundaciones.
* Sequías.
* Enfermedades.
Para limitar esos efectos es necesario proceder a una reducción considerable de las emisiones de gases de efecto invernadero

reciclaje

Posted in Información Ambiental on 22 agosto, 2008 by Yo por la naturaleza

contaminación

Posted in Información Ambiental on 21 agosto, 2008 by Yo por la naturaleza

Concienciación medioambiental

Posted in Información Ambiental on 20 agosto, 2008 by Yo por la naturaleza

Antes de la revolución industrial

Durante muchos miles de años el hombre fue cazador y recolector y su impacto sobre la
naturaleza fue pequeño. Con el comienzo de la agricultura hace unos 10 000 años
comenzó la tala de bosques, no sólo para obtener tierras de cultivo, sino también como
combustible y para la construcción de poblados. Así se multiplicó la acción del hombre
sobre el ambiente y grandes extensiones -prácticamente todo el continente en el caso de
Europa- han perdido su cobertura de bosques original.
Ya Platón, en el siglo V antes de Cristo, escribía:
"Lo que ahora queda, comparado con lo que existió entonces, es como el esqueleto de
un hombre enfermo. De toda la tierra gorda y suave, tras ser devastada, queda solo el
desnudo esqueleto… Hay algunas montañas que ahora no tienen más que comida para
las abejas, pero no hace mucho tiempo estuvieron llenas de árboles …"
A lo largo de la Edad Media y Moderna hay noticias sueltas que indican problemas de
contaminación . La creciente demanda de madera para la construcción de barcos y para
la fabricación de carbón vegetal extendió la deforestación en España y otros países de
Europa y ya en el siglo XVII se empezaron políticas de reforestación y conservación de
los bosques, aunque muy limitadas y sin repercusión práctica real.
Los cazaderos de reyes y nobles y los lugares de recreo han sido lugares especialmente
protegidos a lo largo de los siglos y se han conservado de forma excepcional. Así, en
España, los llamados Reales Sitios, como el Monte del Pardo, en las proximidades de
Madrid, o los Montes de Valsaín en Segovia, son un buen ejemplo de espacios naturales
preservados de esta manera.

La revolución industrial y el siglo XIX. El conservacionismo.

El siglo XIX marca un cambio radical en la explotación de los recursos naturales. La
invención de la máquina de vapor, de la electricidad y de diversas industrias químicas
revolucionan la vida de los países más adelantados. La explotación de carbón se
multiplicó por 46 veces y a mediados de siglo se comenzó el uso del petróleo.
En la segunda mitad del siglo se formaron varias sociedades, sobre todo en los países
anglosajones, cuya finalidad era la protección de edificios históricos, espacios naturales
de especial belleza, etc. Son las llamadas "sociedades conservacionistas". En 1864, se
creó, en Estados Unidos, el primer parque nacional del mundo, el de Yosemite y en
1872 el de Yellowstone
A finales de siglo se aprobaron varias leyes de control de humos y de emisiones de las
fábricas químicas de lejías en Inglaterra y otros países industrializados. También se
promulgaron otras que prohibían la creciente contaminación de fuentes y ríos. Eran
legislaciones muy primitivas ya que no especificaban las cantidades de contaminantes
prohibidos, pero señalan el comienzo de una sensibilidad creciente ante estos temas.
En España, las masas forestales reciben un tratamiento especial a lo largo del siglo
XIX, creándose el Catálogo de Montes de Utilidad Pública, que ha tenido gran
repercusión en la conservación de algunos bosques.

Primera mitad del siglo XX

Las sociedades conservacionistas siguieron siendo muy activas. En España se aprobó en
1916 la Ley de Parques Nacionales y se crearon en 1918 los dos primeros: los de
Ordesa, en el Pirineo de Huesca, y el de Covadonga, en Asturias.
Primeros Parques Nacionales de España
El 7 de diciembre de 1916 se aprueba -por iniciativa de Pedro Pidal y Bernardo de
Quirós, Senador y Marqués de Villaviciosa de Asturias-, la Ley de Parques Nacionales.
En su preámbulo se dice: "No bastan, en efecto, los paseos a parques urbanos que todas
las ciudades han procurado tener como lugares de esparcimiento e higiénico ejercicio,
sino que se requiere además que haya Parques Nacionales, esto es, grandes extensiones
de terreno dedicadas a la higienización y solaz de la raza, en que puedan tonificarse,
física y moralmente, los cansados y consumidos por la improba tarea y por respirar de
continuo el aire viciado de las poblaciones".
La ecología se desarrolla en estos decenios, adquiriendo categoría de ciencia. Es la
época en la que se comienza a estudiar la naturaleza con una visión conjunta, y se
desarrolla el concepto de ecosistema.
En Norteamérica las nuevas prácticas agrícolas, junto a unas duras condiciones
climatológicas, provocaron una espectacular erosión en las grandes llanuras con la
formación de grandes tormentas de polvo que obligaron a abandonar muchas fincas por
la pérdida de suelo que se produjo. Estos desastres naturales impulsaron la
concienciación de muchas personas que se dieron cuenta de las importantes
repercusiones negativas que podían tener las prácticas humanas de explotación de la
tierra y los recursos naturales.

Segunda mitad del siglo XX

Al terminar la Segunda Guerra Mundial se dio un fuerte impulso a la creación de
Parques Naturales en todo el mundo.
En la década de los sesenta y setenta el movimiento ambientalista empezó a despertar,
para adquirir especial fuerza en los ochenta. En estos años se formaron grupos de
notable influencia política – los "verdes"- y los grupos ecologistas tuvieron un aumento
espectacular en el número de socios y en los ingresos económicos.
En estos años se han multiplicado la legislación, el empleo de lo verde como
calificativo del consumo, de la publicidad, de la industria, etc., los informes, las
declaraciones y los acuerdos medioambientales. Miles de leyes y de páginas escritas
sobre estos temas indican la importancia que ha adquirido. En los planes de estudio de
los distintos niveles de enseñanza se van incluyendo también, aceleradamente, temas
ambientales y la educación se ve como una de las herramientas fundamentales para
aumentar la concienciación en este campo.

Raíces filosóficas del problema

El problema: relación del hombre con la naturaleza
La crisis ambiental no es un simple problema técnico. Sus raíces son filosóficas e
ideológicas. La idea que tenemos de lo que es el hombre y de la naturaleza y de la
relación entre los dos tiene una importancia decisiva a la hora de entender el deterioro
ambiental y de buscarle soluciones, por tanto….

A %d blogueros les gusta esto: