Archive for the Oasis Category

Oasis de Túnez (Chebika)

Posted in Oasis on 2 septiembre, 2011 by Yo por la naturaleza

Chebika es un oasis de las montañas al sur de Túnez, concretamente, al oeste de Tozeur. Es bastante sorprendente encontrar este oasis perdido en las montañas. Un pequeño arroyo se alimenta por un ingenioso sistema de canales de desagües que recorren todo el sitio.

 

fuente: http://viajeros.minube.com/myphotoworld

 

Túnez, cuyo nombre oficial es República Tunecina, es un país situado al norte de la costa mediterránea africana, cuya capital es Túnez. Es el país más pequeño del Magreb, ubicado entre las estribaciones orientales de la cordillera montañosa del Atlas y el mar Mediterráneo. La superficie de Túnez es de 165.000 km², con una población estimada en 10,3 millones de habitantes. Aproximadamente el 40% de este país está compuesto por el desierto del Sahara, mientras que el resto es suelo fértil y adecuado para la agricultura; además, tiene 1.300 km de costa. Limita con Argelia al oeste y Libia al sur este.

La verdad es que un país increíble con muy fuertes contrastes, se puede ver una zona norte muy rica con ciudades como Hammamet que es como Marbella pero a lo grande y otras zonas muy secas y desiertas como es la zona sur que es una zona de desierto, en concreto la puerta del Sahara, aunque hasta llegar a la puerta hay 150 km de l susodicho desierto.

En Chebika se encuentra este oasis en el que abundan las palmeras

 

fuente: http://espaciofotografico.eu/galeria-fotografica-2/ciudades-de-africa/tunez/nggallery/tunez/oasis-de-chebika/

Anuncios

Oasis Huachina en Perú

Posted in Oasis on 1 septiembre, 2011 by Yo por la naturaleza

En lo profundo del desierto peruano existe un pequeño pueblo-oasis digno de un cuento de las Mil y Una Noches. Rondando los 100 habitantes, esta pequeña mota de maleza en el medio de la nada se encuentra repleta por árboles de palmera y fuentes de agua que nutren a la única vegetación visible del área. El lugar se llama Huacachina y se encuentra a varias decenas de kilómetros de la ciudad de Ica, el punto de civilización más cercano al oasis. De hecho, su rareza es tan particular que hoy en día se mantiene enteramente gracias al turismo, especialmente del traído por el turismo aventura y el sandboarding.

 

Este hermoso oasis, que se encuentra a cinco kilómetros de la ciudad de Ica, se creó gracias al afloramiento de corrientes subterráneas que dieron lugar a una abundante vegetación compuesta de palmeras, eucaliptos y huarangos.  Las características del lugar hicieron de Huachina, que posee un clima cálido durante todo el año, un sitio turístico desde principios de 1900.

Alrededor de Huachina se construyeron casas y hoteles, se levantó un malecón alrededor del oasis de aguas verdes, con barandas, alamedas y vestidores para bañistas. Incluso se asfaltó el camino que une el oasis con la ciudad de Ica.

El paso del tiempo,  el descuido y el turismo han dejado su huella sobre el lugar.
Las aguas de la laguna han descendido unos cincuenta centímetros  de su nivel original, a la vez que han perdido bastante su verdor, pero Huachina todavía conserva belleza.

La época dorada de Huacachina data desde 1920 hasta 1950 cuando personas adineradas vinieron de todos rincones del Perú para bañarse en sus aguas, pues se consideraba que poseían propiedades medicinales. Actualmente es claro que la época lujosa quedó en el pasado, y el lugar tiene una apariencia algo distinta porque muchos edificios coloniales no se preservaron bien.

Las grandes dunas que circundan el lugar son un sitio frecuentado habitualmente por personas que gustan de los deportes de aventura sobre arena.

Leyenda de Huacachina

Existe una leyenda acerca del origen de este oasis, una historia de amor que se remonta a tiempos prehispánicos. Una hermosa doncella, proveniente del cercano pueblo de Tacaraca, llega desconsolada a este lugar, donde sólo había unos cuantos guarangos, a llorar la muerte de su amado, un valiente general incaico, según algunas versiones . Las lágrimas de esta mujer, de ojos verdes y cabello muy negro, fueron formando poco a poco la laguna. Se dice que en las noches de Luna nueva aún se pueden escuchar sus lamentos, los que confunden a los visitantes desprevenidos.
Es cierto que en la actualidad Huacachina luce algo deteriorada. Las aguas de la laguna han descendido unos cincuenta centímetros de su nivel original, a la vez que han perdido bastante su verdor. Pero por su cercanía a la ciudad, su fácil acceso y toda la infraestructura con la que cuenta, sigue siendo un punto de paso obligado para los viajeros y turistas que visitan la ciudad de Ica. Especialmente para los más jóvenes, quienes han descubierto que las dunas y médanos que rodean al
Oasis de América, como llaman los iqueños a la Huacachina, son un excelente lugar para la práctica de deportes de aventura como el Sandboard (tabla de arena) y el motocross.
Precisamente, ha sucedido una especie de "Redescubrimiento" de Huacachina, como lugar ideal para realizar todo tipo de deportes de aventura sobre
arena. En la actualidad, ya se han realizado importantes eventos en diversas disciplinas deportivas de este género en dicho lugar. Cabe mencionar que existen unos curiosos sistemas de transporte para subir por la arena que suelen usar los turistas.

A %d blogueros les gusta esto: