Archive for the Sin categoría Category

Hola amigos y amigas!

Posted in Sin categoría on 28 junio, 2008 by Yo por la naturaleza

hebergeur d'image

 

  Hello friends!

Hola amigos !

Este mensaje es par todos, para agradeceros que habéis estado hay días tras días; a pesar de mi larga ausencia

Estoy ya bien después de la operación de mi ojo y el postoperatorio, aun no tengo mis gafas hasta el día 19 que tengo que ir

He estado también unos días fuera; después de la llegada de Jorge que ha estado un mes trabajando en Santander, pues como le he dicho a mi amiga Toñy esta mañana no esta la cosa para rechazar ningún trabajo, gracias a dios este lunes vuelve a trabajar pero aquí en Sevilla asta final de octubre ¡esperamos¡¡ claro

En fin que me alegra mucho volveros a ver de nuevo y estar en casa trocitos de vuestros corazones

Un beso muy fuerte

Nos vemos a lo largo de esta semana

 

La industria financia la mayoría de los ensayos clínicos hechos en España

Posted in Sin categoría on 27 junio, 2008 by Yo por la naturaleza

El pasado 26 de marzo, The New York Times destapaba que la tabaquera Vector Group había financiado un estudio clínico publicado en New England Journal of Medicine . Lo había hecho a través de la Fundación para el Cáncer de Pulmón, ya que ninguna revista seria se haría eco de un estudio pagado por uno de los sectores que más se cree que perjudica a la salud, el del tabaco.
La noticia no sólo puso en evidencia a la investigadora del Weill Cornell Medical College que dirigió el trabajo, Claudia Henschk y a la revista a la que habían colado el gol. También dio que pensar sobre la validez de sus resultados. Y es que el ensayo clínico afirmaba que el 80% de las muertes por cáncer de pulmón podría evitarse si se generalizara el uso de una afinada prueba de diagnóstico por imagen, el TAC.
Tal y como declaró al NYT un antiguo director del NEJM, Jerome Kassirer, cabría preguntarse qué buscaba la tabaquera: ¿quizás demostrar que el cáncer de pulmón no es para tanto porque haciéndose cribado se salvaría a los afectados?
La fuente de financiación de un trabajo es un aspecto poco publicitado, pero básico a la hora de evaluar un ensayo clínico. La industria farmacéutica está detrás de la mayoría de los ensayos diseñados para probar la eficacia de un medicamento. Según datos de la Agencia Española del Medicamento, la cifra no ha bajado del 85% –sólo en financiación directa– en los últimos años.
Así lo confirma también el director de la Fundación Institut Català de Farmacología, Joan Ramón Laporte, que habla incluso de un porcentaje mayor, que puede llegar al 95%.
Para este profesional, uno de los principales problemas de esta financiación casi exclusiva es lo que motiva el diseño de los estudios: “Las preguntas de la industria están dictadas por la necesidad de desarrollar un medicamento, no por la curiosidad científica”.
Pone un ejemplo: “Cuando un fármaco es eficaz pero también tiene efectos secundarios, el investigador independiente se preguntará si bastaría con la mitad de la dosis para conseguir el mismo efecto. Esto no le interesa a la industria”.
También ve problemático el hecho de que los laboratorios paguen a los investigadores: “Para que el ensayo tenga validez, se necesita probar el fármaco en muchos pacientes y se elige a los investigadores que más enfermos puedan aportar. Como, además, se les paga por paciente incluido, éste se convierte en la mercancía”.
Tendencia creciente
Laporte es uno de los promotores del ensayo clínico independiente del fármaco Sativex, hecho con componentes de la marihuana . Considera que sin duda hace falta más investigación clínica pero reconoce que el Ministerio de Sanidad está haciendo un esfuerzo.
Así se explicaría la creación del primer Consorcio de Apoyo a la Investigación Biomédica en Red, para dotar de mecanismos estables que permitan fomentar la investigación clínica independiente. También hay ayudas, convocadas en 2007 y que, dotadas con 20 millones de euros, financian ensayos clínicos con determinadas prioridades, entre las que destaca el desarrollo de estudios con medicamentos huérfanos, los más damnificados por la financiación casi única por parte de los laboratorios.
Las enfermedades que afectan a pocas personas no interesan al negocio farmacéutico. Aunque puede parecer lógico, también se puede percibir como injusto, sobre todo si se tiene en cuenta la cantidad de dinero que gastan los laboratorios en investigación.
Aunque Laporte no se aventura a decir una cifra, reflexiona: “La mayoría de los ensayos clínicos que se desarrollan en España son multicéntricos; si se calcula que, en cada uno, participan 50 pacientes y que, por enfermo, se le paga al investigador una media de 600 euros, se puede deducir que se gastan unos 30.000 euros por ensayo; no hay más que multiplicar esta cifra por los 500 ensayos que se hacen al año”

¿Que es el DHA? [art. Semana Vegetal]

Posted in Sin categoría on 26 junio, 2008 by Yo por la naturaleza

El ácido docosahexanóico (DHA) es un ácido esencialmente graso del tipo omega-3. Químicamente, es un ácido carboxílico.
DHA es una abreviatura en inglés que significa Ácido-Docosa-Hexaenoico (Docosa-hexaenoic-acid). Es un ácido graso vital para el desarrollo y mantenimiento óptimo de la salud.
Es posible metabolizar DHA a través de la conversión en el organismo del ALA, otro ácido graso omega-3, pero el grado de conversión es reducido, por lo que es difícil obtener a través de la conversión del ALA la cantidad recomendada de 220 mg diarios de DHA.
Podemos encontrarlo en peces de agua fría (como el salmón, el arenque o la anchoa) y según estudios recientes por médicos y científicos de Europa, en un atún de calidad especial, en el aceite de hígado de bacalao y en algunas algas microscópicas. Estas últimas son la fuente de DHA de los peces, y una opción dietética para vegetarianos y veganos.
A raíz de los estudios que comenzaron a desarrollarse para analizar las propiedades de los omega-3 y en especial del DHA, hace 3 años se obtiene en Europa el DHA más puro que existe en el mercado: al 70% en forma de triglicéridos cuya importancia es la absorción y biodisponibilidad que tiene.
El DHA en el mercado se encuentra de 50, 60 y 70% en forma de etil o metil ésteres, el DHA europeo está en forma de triglicéridos cuya importancia es la absorción y la biodisponibilidad.
Los triglicéridos de DHA son los que mejor se absorben y tienen más implicaciones fisiológicas y metabólicas.
Cuando se compra un DHA de baja concentración, por ejemplo un DHA de pescado, se está comprando un aceite con un contenido de DHA de entre 15 a 20%. Algunas personas creen que al tomar estos DHA con concentraciones del 15 al 20% en una mayor dosis al día va a igualar el porcentaje del DHA de 70% que mencionamos; sin embargo numerosos estudios en Japón han demostrado cómo los efectos metabólicos de un DHA al 70% son superiores a uno de baja concentración.
Al mismo tiempo que crece la sensibilización en materia de alimentación y salud, aumenta en Europa la aceptación del pescado como opción alimentaria sana. El pescado constituye una fuente importante de proteínas de alta calidad, minerales y vitaminas. Además, el pescado azul es rico en ácidos grasos poliinsaturados (AGPI) omega-3, cuyas propiedades para la salud son un hecho reconocido. Recientemente, la confianza del público se ha visto mermada a raíz de un informe que destacaba los riesgos asociados a una exposición a contaminantes medioambientales como el mercurio y las dioxinas, que como se sabe se acumulan en el pescado. Sin embargo, tanto los datos disponibles como la interpretación que avanzan las autoridades competentes indican que los niveles de contaminantes que se encuentran en el pescado azul y en el atún del que se extrae el Alfa DHA, están muy por debajo del límite que se considera peligroso, lo que lo hace único y característico, si bien si poseen ciertas cantidades elementos muy perjudiciales para la salud.

El 15% de los escolares no ha probado una naranja

Posted in Sin categoría on 25 junio, 2008 by Yo por la naturaleza

 

 

Somos lo que comemos. Y los niños comen muy pocas naranjas, tomates y espinacas. El 32% de los escolares de entre 8 y 11 años no ha probado nunca las espinacas, el 23% no sabe qué gusto tiene un tomate y el 15% no ha comido jamás una naranja. Parece imposible, pero es cierto, según un estudio elaborado por la Fundación Dieta Mediterránea, que promueve talleres de cocina en los colegios españoles.
La situación se repite, según el estudio presentado ayer en Barcelona, con otros productos que habitualmente tenemos en la despensa como las aceitunas negras, los espárragos, los piñones, el atún en conserva y la cebolla.
Las encuestas se han realizado a los alumnos que han participado en talleres, 25.000 en toda España y 2.500 de ellos en Barcelona. “Existe un gran desconocimiento de algunos de los productos típicos de la dieta mediterránea y muchas veces la causa es que los niños no comen en casa como deberían comer”, explica Joan Castells, director de la fundación.