Archive for the Volcanes Category

El volcán Teide, España

Posted in Volcanes on 3 agosto, 2011 by Yo por la naturaleza

El Teide (en guanche y originariamente, Echeyde o Echeide ) es un volcán situado en la isla de Tenerife (Islas Canarias, España). Con una altura de 3.718 metros sobre el nivel del mar y 7.500 metros sobre el lecho oceánico, es el pico más alto de España, el de cualquier tierra emergida del Océano Atlántico y el tercer mayor volcán de La Tierra desde su base en el lecho oceánico, después del Mauna Kea y el Mauna Loa, ambos en la isla de Hawaii.

La altura del Teide convierte además a la isla de Tenerife es la décima isla más alta de todo el mundo.

El Teide forma parte del Parque Nacional del Teide, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, el 28 de junio de 2007 en Christchurch (Nueva Zelanda). Es además un espacio natural protegido en la categoría de Monumento Natural que encierra el complejo volcánico Teide-Pico Viejo, un gran estratovolcán de tipo vesubiano que aún se mantiene activo a tenor de las erupciones históricas ocurridas no hace demasiado tiempo (la última, la de Narices del Teide, en 1798) y las fumarolas que emite regularmente desde su cráter.

En la actualidad el Teide es considerado el monumento natural más emblemático del Archipiélago Canario. También es un gran atractivo turístico que cada año atrae a millones de personas de diferentes lugares del mundo, de hecho el Parque Nacional del Teide es el Parque Nacional más visitado de España con 3.142.148 visitantes en 2007. Además es el parque nacional más visitado de Europa y el segundo parque nacional más visitado del mundo.

Origen del nombre del volcán

Echeide o Echeyde es el nombre que daban los aborígenes guanches al Teide. Según transmitieron la mayoría de los cronistas, los guanches concebían a la montaña como el lugar que albergaba las fuerzas del mal, principalmente la figura maligna de Guayota. Incluso otros autores más recientes afirman que el Teide sería para los antiguos canarios una especie de Axis Mundi.

Los numerosos "escondrijos" hallados en la montaña con restos arqueológicos de instrumentos líticos y cerámicos han sido interpretados como depósitos rituales para contrarrestar la influencia de los genios maléficos, práctica recogida también en la Cabilia argelina.

Además, la relevancia e importancia que ha tenido y tiene el volcán radica en que incluso el nombre de la isla se debe al propio Teide. En la antigüedad los romanos denominaban a la isla Nivaria, por la nieve del volcán y, el nombre actual de la isla también guarda relación con el volcán, ya que fue puesto por los benahoaritas (aborígenes de La Palma) y su significado es "monte claro".

Localización

Está situado dentro del Parque Nacional del Teide en el centro geográfico de la isla de Tenerife y conforma un elemento muy emblemático, destacando sus características geomorfológicas específicas que definen su paisaje y lo convierten en el símbolo natural más emblemático de la isla de Tenerife y del Archipiélago Canario.

Con una extensión 3.606,7 hectáreas se halla dentro de los límites municipales de La Orotava, Santiago del Teide, Guía de Isora, Vilaflor de Chasna, Fasnia e Icod de los Vinos.

Medición de la altura

Los marinos y viajeros que navegaron por las islas entre los siglos XV y XVIII, y que podían ver el pico desde 40 leguas, extendieron en Europa la idea de que podría ser la montaña más alta del mundo conocido.

En aquellos tiempos la curiosidad no bastaba para organizar una costosa expedición que desvelara su altura, sin embargo durante el siglo XVIII, por motivos políticos y cartográficos, Francia organizó varias expediciones científicas a Canarias que culminaron con la determinación de la altura del Teide y la confección del primer mapa preciso de Canarias.

En su viaje a Tenerife, el sacerdote y cartógrafo Louis Éconches Feuillée midió el Teide desde la playa del Puerto de la Cruz con un sólo triángulo, y obtuvo una altura errónea de 4.313 m. Probablemente la base del triángulo no estuviera bien nivelada, además de ser demasiado pequeña. El informe que Feuillée realizó a su regreso nunca fue publicado completo y 1446 el diario La Caille publicaría un extracto del viaje añadiendo una fuerte crítica al método y a los datos de la medición.

 

 

Jean Charles de Borda mide el Teide. Óleo de Pierre Ozanne (1775-1776), Museo de Borda.

Medio siglo desde el viaje de Feuillée, Francia vuelve a enviar a otro científico, Jean Charles de Borda, quien, después de un primer intento fallido en 1771, conseguiría realizar, por fin en 1776, la primera triangulación precisa y fiable del Teide: 3.713 m de altura. La medición resultó altamente fiable, tanto por los finos instrumentos con que obtuvieron los ángulos como por la medición de la base que se realizó con cadenas por dos equipos independientes.

Las mediciones de Borda y Feuillée, junto a otras realizadas en el siglo XVIII, aparecen comentadas en el capítulo tercero del "Viaje a las Islas Canarias" de Alexander von Humboldt (1799). En su relación podemos apreciar lo difícil que era medir en aquellos tiempos el Teide. A finales del XVIII, el método más preciso para medir una montaña era el de las triangulaciones terrestres. Cuando Humboldt estudió las mediciones del Teide realizadas a lo largo del siglo XVIII, no dudó en afirmar que: "Debemos a Borda el conocer la verdadera elevación del volcán de Tenerife".

Las útimas mediciones efectuadas a finales del siglo XX han revelado que el Teide ha crecido unos pocos metros en los últimos años. En los años 70 se estimó que la altura real del Teide era de 3.715 metros sobre el nivel del mar, sin embargo según datos revelados más recientemente por el Instituto Geográfico Nacional el Teide tiene actualmente una altitud de 3.718 metros  sobre el nivel del mar y 7.500 metros sobre el lecho oceánico.

Por esta razón el Teide es no solo la máxima elevación del territorio español y de cualquier territorio insular del Océano Atlántico, sino que también es el tercer volcán más grande del mundo si lo medimos desde su base, situada en la profundidades del lecho oceánico. En esta categoría preceden al Teide los volcanes hawaiianos; Mauna Kea (10.203 metros sobre el lecho oceánico) y el Mauna Loa (más de 9.000 metros de altura sobre el fondo marino).

Tenerife en una de las islas más altas del mundo, concretamente es la décima isla más alta de todo el mundo. principalmente es perteneciente al municipio de la orotava el probla es que mucjhos accesos al teide son por diferentes pueblos

Anuncios

El monte Fuji que no es una montaña, sino un volcán

Posted in Volcanes on 2 agosto, 2011 by Yo por la naturaleza

El monte Fuji que no es una montaña, sino un volcán, es el símbolo japonés por excelencia.

 

El monte Fuji, con sus 3.776 metros de altitud, es el pico más alto de Japón. Se encuentra entre las prefecturas de Shizuoka y Yamanashi en el Japón central y justo al oeste de Tokio, desde donde se puede observar en un día despejado.

Considerado sagrado desde la Antigüedad, les estaba prohibido a las mujeres llegar a la cima hasta la era Meiji. Actualmente es un conocido destino turístico, así como un destino popular para practicar el alpinismo. La temporada "oficial" para practicar el alpinismo dura desde principios de julio hasta finales de agosto. Son mayoría los que escalan por la noche para apreciar la salida del sol.

El monte Fuji es un atractivo cono volcánico y es un tema recurrente en el arte japonés. El trabajo con mayor renombre es la obra maestra 36 vistas del monte Fuji del pintor ukiyo-e Katsushika Hokusai. También aparece en la literatura japonesa y es el tema de muchos poemas.

Se clasifica al monte Fuji como un volcán activo, pero con poco riesgo de erupción. La última erupción registrada data de 1707 durante el periodo Edo. Entonces, se formó un nuevo cráter, así como un segundo pico (llamado Hoeizan por el nombre de la era).

El monte Fuji está dividido en 10 estaciones. Se puede acceder hasta la quinta por carretera (1.400 m). Existen cuatro quintas estaciones diferentes, dependiendo por qué cara se ascienda al Fuji.

  • Kawaguchikoik(2.300 m) . Se tarda de 5 a 7 horas en llegar a él y de 3 a 5 en descender. Es la estación más popular y la de más fácil acceso desde el centro de Tokio.
  • Subashiri (2.000 m) . Se tarda de 5 a 8 horas en ascender y se invierten de 3 a 5 en el descenso
  • Gotemba (1.400 m). Se tarda de 7 a 10 horas en ascender y de 3 a 6 en el descenso.
  • Fujinomiya (2.400 m). Se invierten de 4 a 7 horas en el ascenso y de 2 a 4 en el descenso. Para llegar a ella se puede utilizar el Tokaido shinkansen de la línea Tokio-Osaka.

El monte está rodeado por cinco hermosos  lagos y como no está considerado sacrílego escalarlo subir al monte Fuji se ha convertido en todo un deporte. Hay muchos santuarios shinto, típicas puertas toori y templos budistas en sus alrededor

Con 3 mil 776 metros de altura, es una de las montañas más relevantes de Japón. Se le clasifica como un volcán activo. Pese a ello, funciona más como un parque recreativo que como una amenaza a la población. Su última erupción ocurrió en 1707 y su actual riesgo de hacer erupción es bajo.

El volcán Kilimanjaro, Tanzania

Posted in Volcanes on 1 agosto, 2011 by Yo por la naturaleza

Uno de los 11 volcanes mas importantes del mundo

 

El Kilimanjaro es un volcán que se encuentra en el parque nacional homónimo en Tanzania. Tiene una altitud de 5.895 metros, lo que la convierte en la montaña más alta de África y uno de los volcanes más altos del mundo.

Es un estratovolcán formado por tres cráteres con nieves perpetuas, gracias al glaciar que existe en su cima. En los últimos años ha disminuido aceleradamente el grosor del hielo.

Es un volcán con mucha historia y rodeado de misticismos. Antes del siglo XIX, algunas relatos como el realizado por el geógrafo egipcio Ptolomeo mencionan la existencia de una “montaña blanca” al sur de África. En 1845, el geógrafo británico William Cooley, seguro de su existencia, asegura que la montaña más conocida de África del Este, llamada Kirimanjara, está cubierta de rocas rojas.

Posteriormente en mayo de 1848, un misionero alemán, Johannes Rebmann, exploró la región y al acercarse a la montaña relato: “Hacia las 10 horas, vi algo blanco en la cumbre de una alta montaña y creí que se trataba de nubes, pero mi guía me dice que era frío, entonces reconocí con satisfacción a esta vieja compañera de los europeos que llamamos nieve".

Hubo que esperar hasta 1861 para que una expedición, dirigida por el barón alemán Klaus von der Decken y el botánico inglés Richard Thornton, permita comprobar que se trata en efecto de una cima nevada. Su cima fue alcanzada por primera vez, luego de varios fracasos, por  Hans Meyer  el 6 de octubre de 1889.

En la actualidad el Kilimanjaro se encuentra protegido por un parque nacional, el cual fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 1987.

El deshielo de los glaciares de la cumbre del Kilimanjaro es una realidad. Estimados en 12 km² hacia 1900, no cubren hoy más que 2 km² y a este ritmo habrán desaparecido hacia 2020. El calentamiento global de la Tierra no basta para explicar este fenómeno. Puede provenir también de una lenta reactivación de la actividad volcánica, que se manifiesta por algunas fumarolas.

La ascensión es técnicamente fácil, pero larga y penosa por el frío y la altitud. La ruta más frecuentada es la ruta Marangu. Las otras vías practicadas son las vías Machame, Mweka, y Shira. Aproximadamente 20 000 excursionistas intentan todos los años alcanzar la cumbre.