Val Miñor, Nigrán, Baiona, Gondomar

Posted in Pueblos con encanto on 19 junio, 2018 by Yo por la naturaleza

 

 

Val Miñor es una comarca natural que se encuentra en el área de Ría de Vigo e Baixo Miño y que está formada por los concejos de Baiona, Gondomar y Nigrán. Es una de las principales zonas turísticas de Galicia por su oferta natural, cultural y de ocio.

La región cuenta con miles de años de historia como demuestran sus yacimientos del paleolítico. Castros, arte románico, monasterios, puentes y castillos son algunas de las huellas del pasado que han pervivido en Val Miñor. En el apartado natural destacan lugares y rincones como la Serra da Groba, Cabo Silleiro o la Foz del río Miñor.

La oferta turística de la comarca natural se completa con una rica gastronomía, una animada vida nocturna, lugares donde disfrutar de las aguas termales y la posibilidad de practicar actividades y deportes náuticos y de aventura. Las calas y playas del Val Miñor son un destino idóneo para relajarse, bañarse, tomar el sol o dar un paseo.

 

Baiona

Baiona

 

Baiona

 

Gondomar

Gondomar

Gondomar

Lugares de interés: 

https://www.minube.com/que_ver/espana/pontevedra/gondomar

http://www.baiona.org/

https://www.turismo.gal/localizador-de-recursos/-/sit/que-visitar/natureza/nigran?langId=es_ES

San Vicente de la Barquera

Posted in Pueblos con encanto on 19 junio, 2018 by Yo por la naturaleza

 

Aunque el origen de sus primeros asentamientos humanos no está del todo claro, son muchos los historiadores que identifican a San Vicente con la antigua Evencia romana y ubican aquí el Portus Vereasueca, por su magnífica posición topográfica junto a la bahía que forma un doble brazo de mar. El municipio tomó su nombre actual del conocido mártir aragonés, en los albores del siglo XIII. En el XV (1470) nacía en estas tierras el inquisidor Antonio del Corro, cuyos restos descansan en un bellísimo sepulcro de mármol tallado.

 

San Vicente de la Barquera, capital del municipio, es la villa marinera por excelencia, como se manifiesta en todas sus tradiciones, costumbres y hasta en sus fiestas más populares: La Folía (multitudinaria procesión marítima de la Virgen que se celebra el segundo domingo después de Pascua) y la procesión del Carmen (16 de julio).

 

 

San Vicente constituye una de las más conocidas y bellas estampas de toda la Cornisa Cantábrica. Lugar de paso obligado en la comunicación entre Asturias y Cantabria, su ubicación geográfica ha favorecido sin duda su desarrollo como uno de los destinos turísticos preferidos en la región.

 

Desde el punto de vista natural, posee un magnífico elenco de privilegiadas playas como son Fuentes, Primera de San Vicente, El Rosal, El Tostadero, Merón y Gerra, y una hermosa ría salpicada de intenso cromatismo gracias a los innumerables botes y barcas de colores que siempre encontramos en ella.

La puebla vieja de San Vicente es además un espacio lleno de encanto gracias a su iglesia, castillo y los restos de una muralla. Los puentes tienen también mucho que ver en la belleza de esta villa, que tiene como fondo los majestuosos Picos de Europa con sus cumbres permanentemente nevadas. Todo ello convierte este antiguo refugio de pescadores en un lugar ideal para descansar y disfrutar.

 

La vocación marinera de San Vicente de la Barquera se aprecia asimismo en su gastronomía, que gira en torno a pescados y mariscos y tiene su máxima expresión en el sorropotún o marmita barquereña, un guiso preparado a base de bonito y patatas.

En cuanto a sus monumentos, el más destacado es la iglesia de Santa María de los Ángeles, construida entre los siglos XIII y XVI. En el XV se levantó el antiguo convento franciscano de San Luis, hoy se pueden ver sus restos. El castillo edificado en tiempos de Alfonso I es hoy sede de numerosas exposiciones.

 

 

 

La puebla vieja de San Vicente es un conjunto monumental plagado de interesantes edificios que le han merecido la declaración como bien de interés cultural de Cantabria desde 1987. Los puentes son otro de los signos de identidad de esta villa: el de la Maza, con 28 ojos, fue construido por mandato de los Reyes Católicos en el siglo XVI, mientras que el del Parral data del siglo XVIII.

 

 

Fuente.  https://www.turismodecantabria.com/descubrela/municipios/32-san-vicente-de-la-barquera

La villa de Castellar de la Frontera

Posted in Pueblos con encanto on 19 junio, 2018 by Yo por la naturaleza

 

 

una ruta para misántropos –

 

Erigida sobre un promontorio rocoso con su magnífico castillo que domina toda la Bahía y el Peñón de Gibraltar, Castellar es el pulmón verde de la comarca beneficiándose del Parque Natural de los Alcornocales. Sus orígenes se remontan a la Edad del Bronce (yacimientos de Cuevas del Cancho, los del Tajo y Abejera) pero cuando adquiere su verdadera identidad es con la conquista musulmana, pasando a llamarse Al-Qars. Al hablar de la ciudad hay que distinguir entre el Castellar Viejo y el Nuevo, construido en 1971 a 8 Km. del antiguo. En el viejo pueblo se sitúa su fortaleza (ss. XII-XV), en perfecto estado de conservación aunque reformada. Dentro del castillo se halla uno de los pocos ejemplos que existen de núcleo habitado en el interior de una fortificación. Conserva un marcado carácter medieval, con su sinuoso trazado de calles limpias y encaladas. Aquí se ubica la Iglesia del Divino Salvador y, adosado a ella existe un pasadizo llamado algorfa que la une con el Alcázar. Otra construcción de origen musulmán es la Torre de la Almoraima, ubicada sobre una colina. Servía además de torre almenara como medio de transmisión de noticias. Castellar “El Nuevo” es un pueblo totalmente moderno, con amplias calles y plazas. Aquí se ubica la Iglesia Divino Salvador que alberga la imagen del Santísimo Cristo de la Almoraima, muy venerada por numerosos fieles.

En la Plaza Andalucía también se levanta una importante escultura que conmemora el XXV Aniversario de la creación del nuevo pueblo y muy cerca otra escultura dedicada a los Derechos Humanos.

Otro gran atractivo de la localidad es su cocina, siempre emparejada a las carnes de caza, especialmente al venado, así como al conejo y la perdiz. Cortada en pernil, en chuletas, filetes o lomo, la carne de venado es tierna y para ablandarla se suele adobar con vino e hierbas aromáticas en calderetas.

 

 

Es,  junto con el viejo Castellar y el Nuevo Pueblo de Castellar, el tercer núcleo de población del municipio. En 1603 la orden mercedaria construye el Convento de San Miguel de la Almoraima. Los frailes permanecen allí hasta mediados del s. XVII, pasando a manos del Duque de Medinaceli, que lo convirtió en una hacienda de recreo y caza. En 1945 se crea la Empresa Corchera Almoraima, alrededor de la cual se construyen las viviendas que darán lugar a la barriada de la Almoraima.

 

 

 

La localidad forma parte de este itinerario por la provincia de Cádiz que es una invitación para conocer la vida de este animal en su  medio natural y los trabajos de selección para perpetuar la raza del toro bravo. En las dehesas del Boyal y de la Almoraima, es posible disfrutar con la contemplación de la abundante ganadería de reses bravas que se cría en estas tierras.

 

 

 

La villa de Castellar de la Frontera​ es un municipio español situado en la provincia de Cádiz, en la comunidad autónoma de Andalucía. Forma parte de la comarca del Campo de Gibraltar. Limita con los municipios de San Roque, Jimena de la Frontera, Los Barrios y Alcalá de los Gazules, en el Parque Natural de los Alcornocales, en la llamada Ruta del Toro. El municipio cuenta con tres núcleos de población, que son Castellar Viejo, Castellar Nuevo y La Almoraima. El pueblo viejo fue declarado Monumento Histórico Artístico en 1963. Castellar es económicamente fructífero por el descorchador de los chaparros de la zona. La temperatura es cálida, debido a la brisa mediterránea. Famosas cantantes residen como Sara Peñalosa. Catellar es popular por su castillo medieval que es un atractivo turístico.

 

 

Fuente: http://www.cadizturismo.com/destinos/provincias/cadiz/municipios/castellar-de-la-frontera/